El vuelo de una Esfinge Indescifrable, Múltiple, Impenetrable

Por la escritora cochabambina Gaby Vallejo Canedo

SOBRE LA NOVELA EL VUELO DE LA ESFINGE

Rossemarie Caballero escribe un libro extraño, como lo ha titulado ella misma,  el vuelo de  una esfinge, indescifrable, múltiple, impenetrable.

Dos versiones, dos publicaciones, primera edición, 2009; segunda edición, 2018. Dos presentadores de contratapa: Homero Carvalho en la primera; Oscar Willy Muñoz en la segunda. El mismo texto y distinto. Un atento lector lo advierte. Se repiten los contenidos, se añaden otros.

¿Cuál versión leer? ¿Qué le hace cambiar a la autora ciertos elementos de una edición a otra?  La carta al presidente, por ejemplo en p. 47, 43 en otra. ¿Qué le hace cambiar? Posiblemente para el lector que adquiriese cualquiera de las versiones, no sucede nada al respecto. Lee como aparece, sin hacerse las preguntas que me hice yo.

La novela en sí, en su presentación tipográfica es desconcertante.  El uso de varias voces narrativas, de fragmentos poéticos, diversas  estrategias tipográficas, ubicaciones espaciales diversas, uso de mayores sangrías para algunos párrafos, uso de líneas en  cursiva, en  tipos de letras distintos, narraciones en primera, en segunda o tercera persona, códigos y  números extraños,  que parecen que tiene algo que ver con juegos de ajedrez, desconciertan  u obligan al lector a buscar o encontrar continuaciones, nexos en ese mundo ambiguo, desordenado.  La aparición de palabras, claves quizá como la palabra Usted,  permiten a veces encontrar esos nexos, esa continuidad  para entender  o armar  el rompecabezas de  los sucesos.  Y entonces pensamos en el título de la novela  “El vuelo de la Esfinge”, donde la Esfinge aparece con el significado conocido de  “mujer  o deidad misteriosa que hace preguntas, enigmáticas a aquel que se le acerca” pero  el título añade que esta esfinge vuela, escapa, pide persecución para entenderla.

La lectura insinúa, sugiere elementos a manera de  adivinanzas: ¿qué, quienes, cuándo? Se insinúa constantemente pero no se descifra.  Los elementos ambiguos permanecen  hasta  el final, sin correrse el velo.

La temática fuerte,  dura,  una madre castradora lucha entre odio y  amor entre  hija y madre, voces de recriminación de la madre desde la tumba.

Padre sustituto, no el verdadero  padre  ausente  y amante al mismo tiempo, iniciador de la sexualidad, poderoso y permanente. Relatos fragmentados, dispersos, derramados a pedazos como para despistar el lector que se acerca. La esfinge, la que habla, maneja una  enorme desolación. Parece ser Susana, A veces no. Se autodefine: p. 58

“Susana prosaica. Señora poeta.
Prosista o  prosaica = aparentemente tonta
Poeta = extremista, revolucionaria, esfinge”.

Lo que parece ser una definición de la protagonista:

“Nereida, sílfide, ondina
Hiperbórea, valkiria,  uri,
Furia, euménide, virgen,
Doncella, niña
Diosa pagana
¿Quién  eres que así me arrebatas?”

Como vemos, la definición de una persona se torna al final en una pregunta desorbitante.  Así, los giros del relato en 1era, 2da, o 3era persona, cumplen permanentemente la función de desconcertar. Sin embargo, las frases, hondamente atrayentes, cumplen la misión de hacer  avanzar el relato.

Expresiones  hermosas, novedosas, reveladoras a momentos, como

 “¿Acaso no es una quimera infinitamente intocable e invisible el amor? ¿A dónde partirá después de esto?, ¿Se quedará en casa?, ¿Conmigo?”

La narradora  se tipifica como aguerrida defensora de  la mujer, en ironía constante sobre privilegios del varón. Verificable en  muchas páginas, las anotamos  para el indagador: 94- 96- 100-101- 109-119, actitud unida a  una fuerte sensualidad, solo posible justamente con aquel varón  retado, expulsado. Habla incluso de la necesidad de asesinarlo.

Es un libro de ruptura.  Se clizan las imágenes de madre, padre, esposa, hija-amante. Libro amargo, a momentos, de perennes disquisiciones. Pero libro bello también. La trama está escondida, sugerida. Hechiza a su lector,  incita a la búsqueda de explicaciones, de luces  que no llegan y quizá ahí  radica el encanto de esta novela.  La autora maneja elementos de la cultura griega, egipcia como claves, como  anzuelos para mantenernos en la lectura, pero salimos del libro como permanecimos mientras lo leíamos, intrigados, llenos de preguntas. Estuvimos frente a la Esfinge. Permanecimos fascinados por ella. Eran sus palabras, su actitud, sus reclamos, su bella sensualidad, sus rabias, sus juegos, su ajedrez. Y ahí nos encontramos con el vuelo de la esfinge. Ya no está.

Para terminar esta aproximación, copiamos un fragmento excepcionalmente escrito, de una mujer para un varón, que parece un Himno al amor, que es también otra ruptura:

“Usted florece como las rosas blancas de mi jardín. Perfumadas, suaves, blancas, blancas  como los tenues copos del limonero del paraje. Como el aroma de los pétalos que acaban de abrirse a la nueva vida. ¡Aleluya!  Como los jazmines que alegres trascienden apoyados en el muro de añil. Amor, amor, amor, cuán sublime eres, cuán bello y gentil.  Cómo zumban  las abejas en tu rededor y yo en el centro de tu corazón,  me reposo, me solazo, me desperezo. ¡Eres luz!, bello, transparente, iridiscente. Miel. Fruto de ámbar, de almíbares selectos.  Ahora puedo entregarme a ti, y llamarte “tú”, no “Usted”.  Porque el  tú es próximo, inserto, compenetrado… Así ´estaré, mi amado, hasta que termines, gota a gota,  de  descifrarme y desvanecerte a mi lado, sin pudor, sin temor, sin dolor.  Paz y armonía.  Plenitud hasta el fin.”

Hay también en el libro frecuentes segmentos sobre  la política y  el entorno social boliviano, como detalles interesantes de viajes por el  exterior de Bolivia, que también están dispersos, sin ilación, que dan volumen humano al libro.

 Para conocer y  honrar a esta escritora,  hay que leerla y acercarse como a la esfinge.

Gaby Vallejo Canedo
Cochabamba, Bolivia, 2019

Campañas de Promoción Internacional de nuestros Libros

Desde la Feria Internacional del Libro de Santa Cruz; Madrid, Cochabamba, Connecticut, San Diego-California; Washington, La Paz, Misiones, Buenos Aires son algunas de las ciudades que nos albergan

¡¡ MES ANIVERSARIO☘🥂🌹 ATENCIÓN DESDE SANTA CRUZ DE LA SIERRA!!

Estamos entregando nuestros libros Los delirios de Oniria, romance narrativo a USD 3; Lilith en los infiernos, novela contemporánea USD 10; Un collar para Beatrice, cuentos oníricos USD 4; Los espejos de Fabia, novela, USD 6; Enigmas de la esfinge, novela, USD 6; El zumo de las piedras de Manu Espada, microrrelatos alquímicos, USD 7; Imagen y Sentido de Harold Kurt, ensayos sobre la posmodernidad, USD 8. Agradecemos su pedido🎁Todo el pack en PROMOCIÓN a USD 35.-REF: In box.

Envíos a todo el mundo. Contactos al WP 59170247401

Lilith en los infiernos, novela de Rossemarie Caballero

La autora argentina Adriana Dirbi Maggio escribe una reseña sobre la última novela de la escritora boliviana, LILITH fue recomendada en la 22 Feria Internacional del Libro de Santa Cruz de la Sierra

Ediciones Lectoescritorus (2021) La Paz, Bolivia

Lilith en los infiernos es una novela recomendada para su lectura por la escritora Nelly Vázquez de manera verbal en la presentación, y el escritor Homero Carvalho por escrito en la prensa:
LOS RECOMENDADOS

“No obstante, los “come libros”, escritores contra lectores y viceversa, recomiendan lecturas que les provocó más sensaciones que otras y las novedades atrapa el interés.

El escritor Homero Carvalho comenta en sus redes sociales su cosecha en esta feria, que nunca acaba. “Les presento el libro La caja púrpura, de Olga Vallejos, una obra de autoayuda útil para superar el duelo; luego la novela Lilith, de Rossemarie Caballero y, desde La Paz nos llegó la nueva edición de Cuento Feroz, de Gonzalo Llanos, relata…” (ver enlace).

Por su parte, la profesora de Lengua y Literatura, poeta y escritora argentina Dirbi Maggio escribe la reseña a continuación:

Lilith en los infiernos, novela de Rossemarie Caballero

Lilith, figura mitológica de la Mesopotamia asiática, es hoy símbolo del femenino rebelde, libre (y, también, demoníaco, por oposición a la sumisión religiosa y genérica). Lil significa ‘viento’, ‘aire’ o ‘espítitu’: ese aliento etimológico atraviesa la novela de Rossemarie Caballero, en la que la mujer de todos los tiempos (especialmente los actuales) es presentada en todo su padecimiento, pero también en el esplendor de su fortaleza, resiliencia y solidaridad con sus congéneres. La novela pone de manifiesto un núcleo esencial e intocable de la naturaleza femenina, que se activa en algún momento y pone en marcha a la mujer sometida, maltratada u olvidada, que hasta entonces no tenía conciencia de su valor, o carecía de estímulo para defenderlo.

Mucho se habló de literatura comprometida, haciendo referencia en particular al compromiso político, en términos partidarios: la novela de Rossemarie es un exponente de literatura comprometida, pero no solo en lo que respecta a la política coyuntural (de Bolivia y Argentina), de la cual habla con fundamento surgido de sus múltiples investigaciones, sino en lo que atañe a lo más esencial del ser humano, y, en particular, de la mujer. Lo político, en Lilith en los infiernos, abarca el pensamiento, la ética, el sentido de la justicia, las emociones y los gestos de las personas.

La autora habla de los sufrimientos de las mujeres (de todas las edades) abusadas, violadas, maltratadas por ser madres o estar encinta, prostituidas, humilladas, engañadas, torturadas con mayor desprecio, por ser mujeres… Hay momentos de la novela en que la lectura es casi asfixiante, por la crudeza y enormidad de lo que se cuenta, pero el lector acompaña a las protagonistas de la historia hasta el final, porque son personajes de carne y hueso, a los que se les puede atribuir un rostro y una vida emocional conmovedora, que nos impulsan a hacer algo para cambiar la situación y revertir tanta desgracia y tanta injusticia. Salimos de la novela con el ánimo de sanar nuestra sociedad, desde el gesto individual hasta el colectivo y legal; ayudar a tantos seres sumidos en el dolor, derramar amor donde hay miseria moral y material, impulsar un orden que proteja a los desamparados, sembrar caricias donde antes hubo golpes e injurias.

Gracias, Rossemarie, por jugarte con una novela donde ninguna inmoralidad fue callada, y que, sin embargo, como obra de mujer, trasunta empatía, ternura y esperanza.

Adriana Dirbi Maggio

https://www.facebook.com/abrelatas.literario.58/posts/859387971671064

VER MÁS:

FERIA DEL LIBRO: UN ABANICO DE EXPERIENCIAS, EMOCIONES Y FANTASÍAS

Los más vendidos fueron los libros de la periodista Gabriela Oviedo “No es suerte, es amor propio” y la saga infantil “Benjamín”. Recomendados son todos los que pueda leer. Jóvenes escritores se abrieron puertas de la literatura que no pueden faltar en la biblioteca

Novela contemporánea rupturista desafiante
LOS RECOMENDADOS

El escritor Homero Carvalho comenta en sus redes sociales su cosecha en esta feria, que nunca acaba. “Les presento el libro La caja púrpura, de Olga Vallejos, una obra de autoayuda útil para superar el duelo; luego la novela Lilith, de Rossemarie Caballero y, desde La Paz nos llegó la nueva edición de Cuento Feroz, de Gonzalo Llanos, relata

https://www.buenvivirdigital.com/buenvivir/salud-y-bienestar/feria-del-libro-un-abanico-de-experiencias-emociones-y-fantasias?fbclid=IwAR2d3722q_KHtdYQBkNN0Yfcci-gqT3l3zpC4bU238pTsNY0XU26_VF9E0M

Publicación por Harold Kurt en diario Página Siete.

Feria Internacional del Libro de Santa Cruz de la Sierra

Hoy inaugura la 22 Feria del libro presencial en esta tierra cruceña

Estimadxs lectores, la Cámara Departamental del Libro nos da la bienvenida a la 22 Feria Internacional del Libro de Santa Cruz.

Nuestra editorial Lectoescritorus nos saluda de esta manera:

Esto fue en lunes 26 de julio de 20201

Y en miércoles 28 nos sorprende con:
Hoy inicia la 22 Feria Internacional del Libro de Santa Cruz y, con la complicidad de Rossemarie Caballero (@erossem), preparamos una sorpresita para nuestros lectores.

Les avisamos que la Feria del Libro se queda hasta el 8 de agosto de 2021

A continuación, pasamos los detalles de nuestra participación en la agenda cultural:

Lilith en los infiernos
Salón: Hernando Sanabria Fernández
Fecha: miércoles 4 de agosto
Hora: 19:00 a 20:00
Aforo: 30 personas

Miércoles 4 de agosto con una sensacional novela

Los delirios de Oniria
Salón: Hernando Sanabria Fernández
Fecha: jueves 5 de agosto
Hora: 19:00 a 20:00
Aforo: 30 personas

Jueves 5 de agosto con un romance narrativo

Colección World Women Writers & World Young Writes
Salón: Raúl Otero Reiche
Fecha: Viernes 6 de agosto
Hora: 20:00 a 21:00
Aforo: 30 personas

Viernes 6 de agosto colecciones de libros para mujeres y jóvenes

Les esperamos!!

La Feria inicia a las 15.00 h y termina a las 22. 00.

Bolivia, agosto 2021

Ilustres Escritoras Cochabambinas

Escritoras Cochabambinas bolivianas que comparten poesía, narrativa y su cuna de nacimiento entre los años 1935 y 1948

Un esfuerzo del Proyecto EC-B y la Revista AHORA

Ilustres Escritoras Cochabambinas

1era edición, autoras de los años 35 y  al 48

Arriarán Amanda

Calvimontes Velia

Canedo Georgette

Cejas Luz

Galindo Lilibeth

Garnica Blanca

Jauregui Amanda

Kubber Teresa

Magnani  Kaly

Quiroga Rosario

Vallejo Gaby

Vásquez Sara María

Zabalaga Edith

Zabalaga Giancarla

Zapata Norah

INTRODUCCIÓN

Iniciamos este ciclo de cooperación entre la REVISTA AHORA y el PROYECTO EC-B para difundir la literatura escrita por mujeres.

ILUSTRES ESCRITORAS COCHABAMBINAS

Escritoras Cochabambinas; poesía y narrativa (2018) del Proyecto EC-B, es una antología compilada por Rossemarie Caballero en coordinación con Gaby Vallejo y Homero Carvalho y publicada por el Grupo Editorial Kipus.

El Proyecto EC-B nació en 2016, cuando su gestora y directora, la escritora Rossemarie Caballero comenzó su residencia en Buenos Aires – Argentina, con el propósito de rescatar y difundir la obra de escritoras bolivianas. El proyecto comprende dos fases: La primera, ejecutada con tres antologías: Escritoras Cochabambinas, 2018; escritoras Cruceñas, 2019; y Escritoras Contemporáneas Bolivianas; 2019. La segunda fase se encuentra en proceso de implementación con dos volúmenes: Antología de Ensayistas Bolivianas, y un Blog de escritoras, previstos a corto y mediano plazo.

Las expectativas del proyecto se centran en la difusión y valoración del material bibliográfico en diversos medios físicos y virtuales, y ámbitos como bibliotecas y otros, a través de medios de comunicación escritos y la web.

Hacemos la primera entrega de esta colección con la literatura de Ilustres Escritoras Cochabambinas, que coinciden durante las décadas de los años 30 y años 40. Ellas son:
Velia Calvimontes, Lilibeth Galindo, Amanda Jáuregui, Amanda Arriarán, Luz Cejas, Sara María Vázquez, Georgette Canedo, Giancarla Zabalaga, Gaby Vallejo, Blanca Garnica, Kaly Magnani, Norah Zapata Prill, Teresa Kubber, Rosario Quiroga y Edith Zabalaga.

Los editores

VISITA EN ENLACE:

AHORA Ilustres Escritoras Cochabambinas (canva.com)

Portada
Dircetora de la Revista Ahora
Directora del Proyecto EC-B

Rossemarie Caballero Vega

Proyecto EC-B

Marlene Lara Saravia

Revista Ahora

Derechos Reservados

SERIE 1, 2021

Alegranza, hacia una educación poética

Alegranza, hacia una educación poética, es un proyecto que llevan adelante el escritor argentino Claudio Simiz y un grupo de colaboradores internacionales.

Alegranza, una palabra poética, una fuerza, un horizonte. Una esperanza.

Educación poética, wow! educar en la poesía? educar con poesía? educar para la poesía?

Antonia Sassi, escritora argentina que pertenece e al colectivo Alegranza, tuvo la gentileza de hacernos esta entrevista publicada el pasado domingo en su página de Facebook y en su blog. Comparto la misma con ustedes, no sin antes agradecer a todo ese equipo que se preocupa y ocupa de llevar el trabajo poético a las aulas, allí donde viven las almas inocentes y buscadoras de ilusiones, de voz, de palabras y de luchas.

El encabezado por los responsables de la entrevista inicia así:

“ALEGRANZA, esta puerta abierta…

Desfilan aquí experiencias originales, desplegadas por gestores notables, de esta construcción en marcha que llamamos Educación Poética. Hoy: ROSSEMARIE CABALLERO, una de las voces femeninas más caracterizadas y multifacéticas de nuestra Latinoamérica.

ENTREVISTA A: ROSSEMARIE CABALLERO Por María Antonia Sassi”

y una serie de fotos tomadas de las redes, un trabajo de colegas, de almas gemelas, de buscadores. Gracias, mil gracias, Alegranza!

ENTREVISTA A: ROSSEMARIE CABALLERO
Por María Antonia Sassi
Rossemarie Caballero nació en Cochabamba, Bolivia,  poeta, novelista y escritora de cuentos, profesora de Letras, Licenciada en Idiomas, fue catedrática en Universidades  privadas y  Escuelas de Formación Docente: Simón Rodríguez, Enrique Finot y Juan Misael Saracho de Cochabamba, Santa Cruz y Tarija. Es además comunicadora,  gestora cultural, editora, con estudios de maestría en áreas de su especialidad.  
Fue declarada Ciudadana meritoria de Tiquipaya por la Alcaldía Municipal, sus lugares de residencia fueron Madrid, Santa Cruz, Tarija y actualmente alterna entre Buenos Aires y Cochabamba, precisamente en Buenos Aires, ha co conducido el programa radial “A Cierta Hora”.
Fue premiada en diversos concursos literarios: Segundo premio en el concurso Walter Paz Menéndez, Primer Premio departamental de cuento Comteco, con “Enigmas de esfinge”, finalista en el Concurso nacional de Cuento, Adela Zamudio y fue seleccionada y publicada por Ediciones Jota de  Potosí, para Colección de poesía en 2015, narrativa del Bicentenario en 2017 y en la  Antología  “Nuevos Rumbos de Tahiel. 
Entre sus obras publicadas  se encuentran: “Antítesis” “Hojas de Eva”, “In versos”, “Enigmas de esfinge y otros relatos”,  “El vuelo de la esfinge”, “Los vagidos del gato”...
La escritora Rossemarie Caballero en Cochabamba. Foto en su libro Antítesis, 1998
Agradezco a Rossemarie la gentileza de participar en este diálogo.

-  Estás de acuerdo en implementar  la educación poética en las escuelas, tanto argentinas como bolivianas...

Por supuesto que sí. La poesía en verso o en prosa es el símbolo del lenguaje trabajado, pensado, pulido; hacer poesía ayuda a descubrir percepciones y favorece el razonamiento. Alguna vez desarrollé un proyecto titulado “La poesía como herramienta para la comprensión de textos”, pues al crear o leer un poema se busca incentivar el ejercicio mental de razonamiento y el disfrute sensorial en la interpretación de la metáfora.

El proyecto de ustedes Educación Poética me resulta fundamental e importantísimo, por eso les felicito un montón y les agradezco su preocupación por mejorar la educación.

-Le realicé una entrevista al profesor Víctor Hugo Quintanilla Coro, quien  implementó precisamente en Bolivia su proyecto de radio lecturas, porque advirtió cierta crisis tanto en la educación escolar, como en la sociedad en la lectura de literatura de calidad. ¿Vos, docente que ejerciste en tu país natal, qué opinión tenés  al respecto?

Pues es increíble que haya escritores en un país que no tiene lectores, parece decir la ironía, y sí, lamentablemente en nuestras escuelas hay carencias en el hábito de lectura tanto en docentes como en estudiantes. Esto que te digo te parecerá osado, pero es real. Me desempeñé como profesora de Escuelas superiores de formación de maestros en diferentes ciudades de mi país y soy testigo de que a la mayoría de colegas y estudiantes no les gusta leer tampoco. Al respecto publiqué un artículo de investigación para intentar descifrar del porqué  los profesores no escriben artículos; después del estudio llegamos a la conclusión de que si no tienen práctica lectural se les hace difícil la organización de ideas para la escritura. A este reto me parece que le tienen miedo quienes no leen o no escriben.

Considero que el rol de la familia y de la escuela es fomentar la lectura, pero en estos tiempos difíciles, con tantas “revoluciones culturales” a favor de la epistemología que te quiere imponer el estado, siento que se habla mucho y sin fundamento, y se hace menos.

-Me encantaría nos expliques  en qué consiste y cómo surgió el proyecto de  “Escritoras contemporáneas”  y  las expectativas  a concretar en un  futuro cercano.

El Proyecto EC-B nació en 2016, cuando comencé mi residencia en Buenos Aires, con el propósito de rescatar y difundir la obra de escritoras bolivianas. El proyecto comprende dos fases: La primera, ejecutada con tres antologías: Escritoras Cochabambinas, 2018; escritoras Cruceñas, 2019; y Escritoras Contemporáneas Bolivianas; 2019. La segunda fase se encuentra en proceso de implementación con dos volúmenes: Antología de Ensayistas Bolivianas, y un blog de escritoras, previstos a corto y mediano plazo.

Las expectativas se centran en la difusión y valoración de este material bibliográfico en diversos ámbitos como bibliotecas y otros, a través de medios de comunicación y la web.

-La decisión de residir en Buenos Aires y alternar con Bolivia te dio la oportunidad de ser parte de un programa radial sobre Literatura y el rol de editora de textos.  

 -¿Cómo nacieron estas propuestas de trabajo?

 Tuve la fortuna de conocer destacados poetas y escritoras en la Capital bonaerense, en cafés literarios y por la redes. La escritora Patricia Bence Castilla del programa radial A cierta Hora me invitó a co conducir el segmento A puertas abiertas, que forma parte del conjunto, y me encantó compartir tiempo, amistad y literatura en ese circuito. A Cierta Hora es una magnífica propuesta radial sobre literatura argentina y universal. Mis constantes viajes impidieron mi continuidad, pero la locución para mí fue una maravillosa experiencia.

En cuanto a la edición de textos, me motivó el deseo de ayudar a escritoras y escritores a difundir sus escritos con el asesoramiento respectivo. De ahí que por la experiencia que adquirí en mis publicaciones y con el apoyo del Grupo Editorial Kipus, nacen las colecciones World Women Writers & World Young Writers, impulsadas desde mi Taller de Creación y Edición Literaria. Las mujeres y los noveles escritores pueden contar con nuestro trabajo para publicar y difundir sus libros.

-Tu obra literaria cuenta con novelas,  cuentos, poemas. ¿Cuál de estos  géneros literarios  tiene mayor significación en el momento de la escritura?

Todos. Los tres géneros tienen significación y dificultad al momento de la escritura. Y los tres exigen trabajo lingüístico y literario. Todos te arrancan la piel, por decir de alguna manera, porque escribir es ir desnudándose, aunque la literatura no necesariamente sea autobiográfica, pero el o la escritora se va develando en el discurrir de su creación. Crear poemas, personajes y situaciones en la literatura es transcribir la percepción del yo amplificado con experiencias personales o cercanas y aderezadas por la imaginación. Y todo ese proceso tiene su validez. Te hablo desde mi experiencia, desde cuando empecé escribiendo poesía, luego cuento; más adelante me animé a construir un par de novelas y ahora mismo tengo un romance narrativo y una nueva novela de próximo lanzamiento. 

-Respecto de autores en literatura y obras literarias ¿cuáles consideras de tu  preferencia?

Aprendimos a leer con los hombres y a escribir también, no lo podemos negar; desde la Odisea de Homero, y los clásicos de la literatura universal, pasando por las corrientes hasta el Boom latinoamericano. Pero las mujeres estamos acercándonos, aunque nos hubieran invisibilizado por siglos. Es largo de debatir y no corresponde entrar en ello ahora.  Desde hace años estoy interesada en la escritura de mujeres, me encanta el estilo de decir de las escritoras como Virginia Woolf, y las olas; Simone de Beauvoir, y La mujer rota;  Herta Muller, y El hombre es un gran faisán en el mundo;  mi favorita es la ganadora del premio Nobel 2004 Elfriede Jelinek, por su estilo agresivo y contundente al narrar en La pianista, y Los excluidos. 

En Argentina me acerqué a la poesía de Alejandra Pizarnik, Laura Yasán, Patricia Bence, Raquel Graciela Fernández, y la narrativa Último Tango en Malos Ayres, de Liliana Diaz Mindurry; y una novela cautivante La inocencia de Marina Yuszczuk (2017). En Bolivia subyuga El Occiso de María Virginia Estenssoro; es insoslayable la novela Hijo de Opa de Gaby Vallejo; las rupturas como Las camaleonas de Giovanna Rivero; Soundtrack de Camila Urioste; la poesía de Mónica Velázquez, Micaela Mendoza, María Luisa Rendón, Alejandra Barbery, Paola Senseve, Nelly Vázquez y muchas autoras como obras valorables.

No voy a nombrar a todos pero adoro la complejidad de Borges en El Aleph, y no pierdo de vista a El señor presidente de Miguel Angel Asturias; Rayuela de Julio Cortázar; Pedro Páramo de Juan Rulfo; El obsceno pájaro de la noche de José Donoso; La guerra del fin del mundo de Vargas Llosa; El evangelio según Jesucristo de José Saramago. La sombra del viento, de Carlos Zafón; La toma del manuscrito, de Sebastián Antezana; la poesía de Nicanor Parra,  Humberto Quino; la poética en Tránsitos y Persistencias, y narrativa de Claudio Simiz. 

-Dejo este espacio para que nos comuniques tus proyectos futuros.

Como dije, tengo un romance narrativo Los deliriros de Oniria y mi nueva novela Lilith en los infernos. Es probable que se presenten en la Feria Internacional del Libro de Santa Cruz de la Sierra este julio 28 al 8 de agosto de 2021 en Bolivia. Y espero compartirlos también con ustedes en Argentina. Mil gracias por la entrevista. Saludos cordiales.

Gracias, Rossemarie Caballero
La escritora Rossemarie Caballero celebrando el primer año de la novela El Vuelo de la Esfinge, en 2010. Café París de Cochabamba – Bolivia.

Una reseña, Una entrevista y Una noticia: Rossemarie Caballero presente en la XXII Feria Internacional del Libro de Santa Cruz

¡Grande, mes de julio! ¡Bienvenido seas!

Agradecidísima, la escritora se siente mimada por amigas escritoras y por la Prensa nacional

  • Domingo 11 de julio, el Diario Opinión de Cochabamba publica la reseña de la escritoras Rosario Quiroga de Urquieta sobre a poesía de Rossemarie Caballero.

Palabra con idea y alma

Una reseña al poemario ‘Ni aguja ni reloj’, de la escritora Rossemarie Caballero, editado por Ediciones Ruinas Circulares en Argentina.

Rosario Quiroga de Urquieta 11 de julio de 2021 (00:00 h.)

Ruinas Circulares Bence Castilla

ACÁ EL ENLACE:

Palabra con idea y alma – Ramona – Opinión Bolivia (opinion.com.bo)

  • Lunes 12 de julio, el periódico Decano de la prensa nacional El Deber, publica la noticia de presentación de dos libros: la novela Lilith en los infiernos y el romance Los delirios de Oniria
EDICIÓN IMPRESA LITERATURA

Rossemarie Caballero presentará dos libros en la XXII Feria internacional del Libro de Santa Cruz

Se trata la novela Lilith en los infiernos y del romance narrativo Los delirios de Oniria.

EL DEBER 12/7/2021 07:30
Lilith en los infiernos, by David DíazArt from The USA
Oniria, by Rijad Jaldin, from Cochabamba- Bolivia

ACÁ EL ENLACE:

Rossemarie Caballero presentará dos libros en la XXII Feria internacional del Libro de Santa Cruz | EL DEBER

  • Lunes 12 de julio, Alegranza, hacia una educación poética, publica una entrevista que me hicieron sobre las posibilidades de la poesía y la literatura con la educación.

ALEGRANZA, esta puerta abierta… Desfilan aquí experiencias originales, desplegadas por gestores notables, de esta construcción en marcha que llamamos Educación Poética. Hoy: ROSSEMARIE CABALLERO, una de las voces femeninas más caracterizadas y multifacéticas de nuestra Latinoamérica.

ENTREVISTA A: ROSSEMARIE CABALLERO

Por María Antonia Sassi

ACÁ EL ENLACE:

Un Collar para Beatrice o el arte de crear expectativa

Rosario Quiroga de Urquieta, reconocida crítica literaria boliviana, escribe un certero análisis del último libro de cuentos de la escritora Rossemarie Caballero

Un Collar para Beatrice

O el arte de crear  expectativa

Leer Un Collar para Beatrice, libro de cuentos de la escritora Rossemarie Caballero, es participar  de la fiesta de la palabra donde el lenguaje  adquiere una  enorme  significación  en su capacidad metafórica. Al margen de la independencia  temática de  cada una de las narraciones, el andamiaje  lingüístico que las sostiene  logra  que todas ellas formen un todo infinitamente sensible.

La Anécdota ficcionalizada,  de realismo mágico, está entrelazada con el quehacer cotidiano en los planos temporales  del hoy, ayer y mañana que definen situaciones  reales  en abstracciones espirituales que  procuran incorporarse a realidades íntimas, personales, expresadas en un marco genial y misterioso cargado de sorpresas.

Para entrar en  el clímax  de las narraciones es necesario trasponer  la barrera de la realidad en que nos encontramos y  poder instalarnos en ese otro lado  y aprehender  otros lugares, otros tiempos; unas veces en condición protagónica y otras como expectante. El libro comprende  siete cuentos: La casa, ¿En qué momento ha pasado el tiempo?, Batería baja, El color de las lombrices, Vencer al bicho, La señorita Strike, y Un collar para Beatrice. Con el derecho  de lector, haré un recorrido por éstos, puntualizando algunos elementos que estructuran  estilo y forma de los mismos.

Su lectura nos convoca a dos estados vivenciales  que confrontan ciertas existencias: vida, muerte, realidad y fantasía, vigilia y sueño, libertad y destino,  originando una alternancia entre  una realidad sin secreto  con aquella otra que parece  misteriosa, aparente, ficticia que se la describe desde el realismo mágico: “las enfermeras corrían detrás de los sueños que Eloina ha dejado empaquetados en el basural de alguna  calle” (La señorita Strike), “Una lombriz se metió entre sus pies tierra adentro, una lombriz que destellaba colores fosforescentes” (¿ En qué momento ha pasado tanto tiempo?). Así, estamos  sumergidos en mundos impredecibles planteados  con originalidad y plenitud.

Cada uno de los cuentos   logra el hallazgo de lo  que está escondido en el interior de las cosas cotidianas mediante la creación de la mirada sensible que coincide con el énfasis que se pone en el trato de temas y valores alrededor de la vida del hombre.

 El narrador, desde el inicio   va preparando con indicios y anticipaciones el desenlace final que llega a través de una serie de giros, repentinas aceleraciones. Las descripciones concretas unas, otras  de realismo mágico  crecen en una perspectiva dinámica de espacio y tiempo. La temporalidad en la dimensión del “ahora” como, resultado del  pasado que arrastra situaciones hasta el futuro, concretan el plan para cada vida en una suerte premonitoria. Por ejemplo, en La casa  hay una especie  de preparación  para el final  trágico con el que se cierra el cuento: “…vos arriba del puente, sujetándote de la baranda, la nena, debajo sola, y su abriguito rojo”.

Los estados emocionales que crecen en perspectiva dinámica  entre el sueño y la vigilia cobran realidad  objetiva mediante las equivalencias establecidas en los detalles  de la descripción del entorno en el que ocurre la ficción. Se lee en  ¿En qué momento ha pasado tanto tiempo?: “Los párpados de la luna la observaban mientras Malena fingía dormir. Por un instante saltó de la vigilia al sueño… el tiempo no dejaba de pasar una y otra vez hasta perderse a la vuelta de la esquina de la casa de Joaquín”.

 En Batería baja: Analía, a quien “la vida  le tenía trazado un destino y había que cumplirlo” por encima del  estigma de la predestinación, lo que  provoca frustraciones  con mayor o menor fondo de fatalidad, está la ilusión aunque no se consiga realizarla debido a un hecho fortuito, pero en fin, queda el esfuerzo  como una estela de algo que no se destruyó del todo.

La lógica de los datos descritos en Vencer al bicho, conducen  a un  cierto perfil masoquista de la protagonista, “mujer  que bordeaba  las siete décadas de existencia” quien siente  cierta  complacencia en los sufrimientos  espirituales  y corporales. No hay decisión de salir de esa inercia  soñadora que finalmente  la conduce a la muerte, al feminicidio: “los elementos encontrados en la casa  y las huellas de golpes en el cuerpo desmienten la hipótesis del suicidio… sus  muñecas y rodillas mostraban marcas  de tortura  provocadas por el bicho”.

La historia de Patrick y de Moria en El color de las lombrices está ampliamente  adelantada, es predecible: “él y ella, ella  que más parecía él y él  que parecía ella, es decir cada  uno parecía estar atrapado en el cuerpo equivocado”.  A lo largo de la ficción sentimos la sensación de un prolongado  y angustioso juego de la insatisfacción que se nutre de  alusiones, sugerencias e indicios que permiten  una amplia mirada   a ese complejo mundo de la homosexualidad.  A su tiempo, Freud comprendió la doble dinámica de la vida humana. En el presente, sin duda, está la gran esperanza  para el tratamiento  de este tema con amplitud y sinceridad. 

En La Señorita Strike, leemos: “las enfermeras corrían detrás  de los sueños que Eloina  había dejado empaquetados en el basural de alguna calle”, así la anécdota se ubica en el campo ilógico de lo onírico desde donde  Eloina, con una  cómplice ficticia, la señorita Strike, desanda el camino al compás del recuerdo de vivencias  que perturban su memoria: “Nunca se rompe este espejo aunque lo he golpeado  decenas de veces, grita. Y siempre me devuelve la misma imagen”. La relación que el lector debe  establecer entre  lo real e imaginario sirve de  lazo  concreto para la  presentación de significados de mayor alcance.

El nivel connotativo es un medio necesario para poder  descubrir los simbolismos  en el todo global de la ficción. El cuento Un collar para Beatrice presenta un confuso  mundo de  una compleja  interconexión  entre la vida y la muerte donde no hay límites espacio-temporales entre estas dos dimensiones. El círculo narrativo se inicia con  la expresión: “No despertó más”. Desde su estado de muerto, Jota, a través de  un monólogo interior, comparte circunstancias y detalles  de su presente, desanda  su pasado  y observa su futuro,  “Vio cómo retiraban su cuerpo del suelo”. A medida que avanza  la anécdota, elementos y secuencias se van ajustando progresivamente para cerrar el círculo, finalizando el cuento. “Al llegar a la morgue los paramédicos colocaron a Jota en una bolsa de cadáveres”. Este personaje que permanece atrapado entre  la muerte y la vida, la sombra y la luz, el dolor, la sangre, el sueño y el amor, tiene un tratamiento literario admirable: “Durante el sueño Jota  tuvo un extraño encuentro con Beatrice que lo perseguía a lo largo de las calles y más allá de las tumbas gritándole  algo parecido al amor”.

Los cuentos del libro Un collar para Beatrice tocan  la dolorosa y desnuda  realidad  existencial que sufre el hombre  en  cualquier punto del mundo. Su estructura y contenido demuestran su alta factura literaria, entre otros valores tiene  el de crear una expectativa constante. Su lectura ofrece al lector  múltiples aristas de significación.

Aplaudo este  emprendimiento literario con el deseo de que la obra de la escritora Rossemarie Caballero despierte interés  en las generaciones presentes como en las venideras.

Rosario Quiroga de Urquieta

septiembre de 2020

Safo de Lesbos, ícono del lesbianismo

Safo de Lesbos (c. 650 a. C. – c. 580 a. C.), también conocida como Safo de Mitilene, fue una poetisa de la época arcaica griega que gozó de gran renombre en la antigüedad, pero pocos de sus trabajos lograron ser preservados hasta nuestros días.

A pesar de su fama es muy poco lo que se sabe con certeza sobre su vida. Fue una de las pocas mujeres de su tiempo cuya obra literaria trascendió, e incluso recibió honores como ser retratada en piezas de cerámica, algo que era reservado para los personajes más importantes de Grecia.

Safo abraza a la lira, Jules-Élie Delaunay / Public domain, via Wikimedia Commons

Solía escribir en el dialecto de su isla natal; es decir, una variante del griego conocida como eólico. Safo componía poesía lírica, lo que significaba que debía ser recitada en compañía de música (especialmente de la lira).

Los temas de sus poesías eran novedosos, puesto que Safo buscaba explorar los sentimientos y la identidad personal. Otra causa de polémica de esta artista fue su aproximación al sexo como algo fluido, en la que se siente atracción hacia un individuo particular y no a su género.

Índice del artículo [Mostrar]

Biografía

Fresco romano llamado Safo, del Museo Arqueológico de Nápoles

Primeros años

Safo nació en la isla griega de Lesbos entre el 650 a. C. y el 620 a.C. Muy pocos datos se han podido confirmar con relación a la vida de esta autora y la mayoría de lo que se conoce sobre ella se ha inferido de sus textos.

Pertenecía a la aristocracia local, por lo que gracias a su familia contó con una posición cómoda desde su nacimiento. No se sabe con exactitud el lugar en el que nació Safo, pero lo más aceptado es que llegó al mundo en Mitilene, la capital de Lesbos.

Se cree que era hija de una mujer llamada Cleïs. En cuanto al padre existen múltiples opciones que han surgido a lo largo de la historia, pero el nombre por el que se inclinan muchos de los historiadores es Escamandrónimo.

El padre de Safo parece haber muerto siendo ella muy niña, lo que podría ser un indicio del porqué la autora no suele mencionarlo en sus trabajos.

Safo tuvo tres hermanos llamados Caraxo, Lárico y Erigio, uno de los cuales alcanzó importantes posiciones dentro de la vida política lesbia.

Escuela

Una de las primeras representaciones de Safo. 470 a. C. 

Se piensa que Safo era la directora de una especie de escuela para mujeres a la que enviaban a las jóvenes aristócratas para ser preparadas antes del matrimonio en diferentes aspectos.

En la época de los griegos las instituciones educativas y las religiosas estaban muy ligadas. Estos cultos eran conocidos como tíaso o thíasoi y contaban con amparo legal para sus miembros.

En el caso del tíaso que Safo tenía encomendado, se rendía culto a la diosa Afrodita. No era extraño que estas instituciones se dividieran por géneros y de ese modo se educaban a hombres y mujeres para cumplir sus roles dentro de la sociedad.

También era común dentro de esas escuelas y cofradías que se practicara el erotismo homosexual. Pero eso no interfería con el hecho de que era esperado que cada ciudadano se casara y procreara hijos al alcanzar la madurez.

En el tíaso al que pertenecía Safo se le proporcionaba a las jóvenes educación antes de contraer matrimonio. La poetisa servía como una intermediaria entre Afrodita y sus pupilas, además ella dedicó a la diosa del amor gran parte de su obra.

Las jóvenes debían aprender a comportarse con gracia y elegancia, de modo que se convirtieran en buenas amantes. También debían instruirse en áreas artísticas como canto, baile y la ejecución de algún instrumento para ser buenas anfitrionas.

Exilio

Probablemente por motivos políticos Safo y su familia se vieron forzados al exilio en Siracusa, en la isla de Sicilia, cerca del 600 a. C. Se piensa que pudieron haber tomado partido en alguna disputa política interna, puesto que pertenecían a la clase dominante lesbia.

En esa misma época otro poeta lesbio llamado Alceo también estuvo en el exilio. Se ha dicho que Safo y Alceo, además de compartir piezas de poesía, eran amantes.

El destierro de la poetisa y su familia ha sido ubicado durante el tiempo en que gobernó un tirano llamado Mirsilo, aproximadamente entre el 604 a. C. y el 591 a. C.

Muerte

Safo saltando al mar

Safo de Lesbos falleció cerca del 580 a. C. No existen registros contemporáneos con la autora lesbia que den luces acerca de su muerte.

En una de las versiones que existen se narra que ella estuvo enamorada de un hombre de gran belleza llamado Faón. El muchacho no correspondió sus afectos, puesto que estaba prendado de Afrodita.

Menandro fue el encargado de compilar esos datos y continuó la narración de la muerte de Safo al afirmar que al no poder conseguir que su amado le retornara el cariño que le ofreció ella, decidió quitarse la vida.

Según esa leyenda Safo se lanzó del risco de Léucades, mismo precipicio del que se supone que Afrodita se dejó caer tras la muerte de Adonis. A ese lugar se le adjudican varios suicidios por causas románticas, por lo que se conoció como el “Salto de los Enamorados”.

Toda esa versión se considera falsa y, de hecho, pudo ser una burla al amor romántico al que Safo escribía o al hecho de que aunque profesaba amor a las mujeres en sus textos, se quitó la vida por un hombre.

Lo más aceptado entre los estudiosos de la vida de la autora griega es que Safo vivió hasta la vejez y murió por causas naturales.

Obra 

Fragmento de papiro que preserva partes de dos poemas de Safo

Safo fue una de las grandes autoras de la Antigua Grecia, cosa especialmente destacable en una época en la que no era común que una mujer se dedicara a esa actividad. En un ambiente que estaba dominado por hombres ella logró hacerse con gran renombre.

Incluso cabe resaltar que fue apodada la “décima musa” por Platón. Del mismo modo en que Homero era conocido por antonomasia como “el poeta”, Safo recibía el nombre de “la poetisa”, lo que dejó entrever la relevancia dentro de la literatura griega que tenía la escritora lesbia.

Casi toda su obra fue escrita en eolio, el dialecto original de Lesbos. El estilo en el que Safo desarrollaba su obra era conocido como poesía lírica, cuyo fin era ser recitada con música de acompañamiento.

Especialmente los trabajos de la autora lesbia estaban compuestos para ser tocados con la lira, un instrumento de cuerda muy popular entre los griegos del que la poesía lírica tomó su nombre.

Conservación

Poema de un poema de Safo. Fuente: Masur / CC BY-SA (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.5)

Se cree que de los textos de Safo sobrevive menos del 6,5%, puesto que por órdenes del papa Gregorio VII la mayor parte de su obra fue quemada cerca del año 1073.

Otra teoría indica que la desaparición de la obra de Safo se dio porque su dialecto no era comprendido fácilmente por los romanos y era muy costoso realizar copias de las obras de la lesbia.

La única pieza que se conserva completa es la Oda a Afrodita, que cuenta con 28 líneas y el siguiente texto más largo tan solo consta de 16 líneas.

Estilo

A diferencia de los autores contemporáneos con ella, Safo introdujo el elemento personal en la poesía que creó. No escribía como un ente externo a lo que estaba plasmado en el texto, sino que resaltó la importancia del “yo” en la obra.

Se encargó de dar un rol conductor a los sentimientos e impulsos del protagonista. Además, en sus poemas encontraron un espacio temas novedosos, en un estilo que se aprovechó de la individualidad y la convirtió en el centro de la composición.

Recurrió a una construcción simple para dar protagonismo a la emoción que se deseaba transmitir al lector. Además, inventó la métrica o estrofa sáfica de cuatro versos: tres de ellos eran endecasílabos sáficos y uno era un pentasílabo adónico.

Sexualidad

Safo (derecha) y Erinna en un jardín en Mitilene. Fuente: wikimedia commons

Safo escribió acerca del amor romántico y el deseo erótico dirigido hacia otras mujeres, cosa que era común dentro de la sociedad griega. Este elemento de los textos sáficos desató incomodidad en culturas posteriores, para quienes la sexualidad no era algo fluido.

Es por eso que palabras como “lesbianismo” y “sáfico” están relacionadas con la homosexualidad femenina. Sin embargo, la hipersexualización de Safo parece ser algo que se le atribuyó después de su muerte.

Otras de las críticas que se le hicieron a su obra estuvieron relacionadas con el hecho de ser mujer, algo que las ubicaba en un escalafón social inferior. Además, al adoptar temas acerca del romance, sus textos eran considerados de poca relevancia.

Safo, de Raphael Parnassus (1510-1511)

A su biografía se le agregaron chistes con respecto a su sexualidad que durante un tiempo fueron percibidos como certezas. Por ejemplo, en la Suda (una enciclopedia bizantina) se dijo que Safo se había casado con un hombre llamado Kerkylas que venía de la isla de Andros.

Esto ha sido descartado por los historiadores, puesto que el nombre viene de la palabra “kerkos” que puede significar “pene” y “Andros” está relacionado con la palabra “hombre”, lo que quiere decir que “estuvo casada con un pene de la isla de los hombres”.

La obra de Safo logró sortear todos los obstáculos y permaneció firme ante el paso del tiempo. Eso le  concedió a su autora un espacio como una de las pocas mujeres de la antigüedad en haber creado una obra literaria.

Referencias

  1. En.wikipedia.org. 2020. Sappho. [online] Available at: en.wikipedia.org [Accessed 25 June 2020].
  2. Encyclopedia Britannica. 2020. Sappho | Biography & Facts. [online] Available at: britannica.com [Accessed 25 June 2020].
  3. Mark, J., 2014. Sappho Of Lesbos. [online] Ancient History Encyclopedia. Available at: ancient.eu [Accessed 25 June 2020].
  4. Poets.org. 2020. About Sappho | Academy Of American Poets. [online] Available at:  poets.org [Accessed 25 June 2020].
  5. Poetry Foundation. 2020. Sappho | Poetry Foundation. [online] Available at: poetryfoundation.org [Accessed 25 June 2020].
  6. Johnson, M., 2013. Sappho. London: Bloomsbury Publishing.
  7. BBC News Mundo. 2020. La Poeta Cuya Idea Sobre El Amor Y La Sexualidad Está Vigente 2.600 Años Después. [online] Available at: bbc.com [Accessed 25 June 2020].

Rolingson, Mercedes. (14 de julio de 2020). Safo de Lesbos: biografía, obra, sexualidad. Lifeder. Recuperado de https://www.lifeder.com/safo-de-lesbos/.

Taller: Proyecto Pizarnik

Las poetas Raquel Graciela Fernández y Marina Cavalletti, de Avellaneda, Buenos Aires, Argentina, están pasando un taller virtual sobre la escritura de la legendaria Alejandra Pizarnik

Hoy, sábado 5 de junio, se realiza la segunda sesión cuando la primera fue en mayo.

La poesía es un destino, dice Pizarnik en una entrevista que le hicieron junto a otras intelectuales de la época.

Por el hecho de ser mujer, ¿ha encontrado impedimentos en su carrera? ¿Ha tenido que luchar? ¿Contra qué y contra quién?

La poesía no es una carrera; es un destino.

Aunque ser mujer no me impide escribir, creo que vale la pena partir de una lucidez exasperada. De este modo, afirmo que haber nacido mujer es una desgracia, como lo es ser judío, ser pobre, ser negro, ser homosexual, ser poeta, ser argentino, etc. Claro es que lo importante es aquello que hacemos con nuestras desgracias. (Alejandra Pizarnik).

 Reflexión con mirada poética sobre la poesía de Pizarnik

"Las voces, la espera, las imágenes de Alejandra Pizarnik reviven en cada verso el horror de lo humano. Rupturas, palabras mutiladas entre las lilas y pequeños soles negros dan brincos en los oídos, en los ojos, en el recuerdo".
                                                   Rossemarie Caballero Vega
  

En esta nueva sesión leeremos textos propios inspirados en particularidades de Pizarnik. Aprenderemos sobre la literatura de la escritora argentina, desaparecida en los 70 por un suicidio por sobredosis.

Pronto, como objetivo del Taller se publicará un e-book, con los textos de las poetas participantes. Hay que esperar!!

Nombre completo: Flora Alejandra Pizarnik
Nacimiento: 29 de abril de 1936 · Avellaneda, Argentina
Fallecimiento: 25 de septiembre de 1972 (36 años) · Buenos Aires, Argentina
Causa de la muerte: Suicidio mediante sobredosis
Residencia: Buenos Aires
Nacionalidad: Argentina

mayo-junio de 2021