Lilith en los infiernos, irreverente y provocativa llega a Buenos Aires

La novela se presenta en El teatro de los Sueños, Justo Lynch, de Wilde y en la Feria del Libro de Tolosa, ciudad La Plata, Argentina

PREÁMBULO

CON HILOS DE MERCURIO alcanzabas el centro de su cerebro, bordado, cosido al otro mundo; como algún profeta antiguo en el vientre de una ballena, las estrellas caían de golpe, hechas trizas sobre el mosaico de la cocina. Ella tomaba tranquila su té, vos en la grieta debajo de indomables ríos, en algo negro que avanzaba. A ella le brotaba un silbido cuando abría la boca para beber el té. En sus fauces germinaba el eco de los durmientes. El óleo de un candelabro goteaba desde el techo de los sueños. La oscuridad dibujaba una cripta, ausencia de luz, desde donde se vislumbraban dientes.

Primera edición, 2021. La Paz- Bolivia.

Catalogada como irreverente y provocativa por la escritora Cristina Botelho, radicada en Indiana, USA., la última novela Lilith en Los Infiernos de la escritora Rossemarie Caballero llega a tierra argentina y se presenta en Wilde, Avellaneda. El Teatro Justo Lynch será escenario del lanzamiento de este importante libro que relata, además de la ficción sobre el mito de Lilith, una parte de la historia compartida entre Bolivia y Argentina. El evento se realiza el día domingo 28 de noviembre a h 17.00 dentro del Encuentro Buena Hierba, coordinado por la poeta Raquel Graciela Fernández.

Asimismo, «Lilith en los infiernos» llega a la Feria del Libro en homenaje al 150 Aniversario de Tolosa, en ciudad La Plata, el día viernes 3 de diciembre de 2021.

La autora nacida en Bolivia participará asimismo de las lecturas de narrativa en las jornadas previstas para el día sábado 4 de diciembre desde horas de la mañana hasta el anochecer.

Lilith en los infiernos es una novela que invita a una lectura controversial, la trama hurga en la historia común de los pueblos sumidos en épocas de dictadura, persecución y desapariciones, y da pie al testimonio de personajes que viven sucesos, a ratos angustiosos y a ratos tan cotidianos como ir por un café, o enlazados con la doble moral de la sociedad que esconde la violencia, el machismo y la búsqueda de placeres clandestinos.  

 Rossemarie Caballero recurre a Lilith, considerada la primera mujer, antes que Eva, según la mitología, y se muestra a momentos poética o con palabras crudas, cuando desnuda el alma femenina y halla/exhibe los claros y oscuros que implican su esencia a partir de la Creación. Por ello, no debe esperarse en esta novela el llano relato sobre quien es considerada un espíritu oscuro y peligroso de la sexualidad, sino la metáfora, que puede llegar a encarnar en los demonios que crea la persona para sí misma o que le imponen.                                                                                                                                                       

                                                                                                           Ernesto LCF

En Wilde, Avellaneda.
En Tolosa, ciudad La Plata.
Rossemarie Caballero, novelista y poeta.

APROXIMACIONES / APPROACHES

A LA OBRA DE NUESTROS AUTORES / TO THE WORK OF OUR AUTHORS

Aproximaciones a la obra de nuestros autores. Textos sobre otros textos, es una colección de dieciocho acercamientos y quince prólogos escritos por nuestra canónica escritora Gaby Vallejo, gran paradigma nacional de lo que debe ser una escritora comprometida con la realidad, la palabra y un mundo justo. El libro forma parte de la Colección World Women Writers que dirige la escritora Rossemarie Caballero.

Tapa del libro Aproximaciones a la obra de nuestros autores (2021) de Gaby Vallejo

Approaches to the work of our authors (Aproximaciones a la obra de nuestros autores) by Gaby Vallejo, A new book edited in Spanish by World Women Writers from Bolivia, directed by Rossemarie Caballero.

 Aproximaciones a la obra de nuestros autores. Textos sobre otros textos (2021)  is the new book in Spanish edited by World Women Writers and printed by Grupo Editorial Kipus from Bolivia but destinated to the readers around the world who like hispanic american literature. Approaches to the writing of our authors. Texts about another texts (2021) has reflections from Gaby Vallejo, who is a very respected Bolivian writer. She is a literature teacher, researcher and a assiduous reader.

Along the years Gaby Vallejo´s have the opportunity to read the work of hundreds of authors from diferente nationalities, but specially from Bolivia, and she ´s analized them with her acute point of view. In Aproximaciones a la obra de nuestros autores,  she wrote her considerations about 33 books from Bolivian, Peruvian and Spaniard writers, maybe thats why this mention on tittle “nuestros autores” (our authors) referring to the writers in Spanish Language.

In Aproximaciones you´ll find assessments about Ana Maria Matute, Victor Montoya, Danilo Sanchez Lihon, Fausto Reinaga, Pilar Pedraza, Homero Carvalho, Renato Prada, Teresa Laredo, Wilson Garcia Merida, and other important authors.

CONTENIDO

El libro fue presentado en la XIV Feria Internacional del Libro de Cochabamba, en fecha 13 de octubre a h 17.00 en salón Guttentag. El libro se divide en dos partes y contiene reflexiones y análisis de libros de distintos autores en el sector Acercamientos, publicados en diferentes medios de prensa nacional o internacional, virtual o física. La segunda parte denominada Prólogos incluye textos que Gaby Vallejo escribió a manera de prólogo o presentación para cada uno de los libros publicados por sus autoras o autores, según el índice que adjuntamos:

CONTENTS

Acercamientos

-	Adolfo Cáceres.  Aproximación a una poderosa novela de Cáceres
-	Ana María Matute. O la inversión del mundo,  para poder vivir
-	Luis Arsenio  Saavedra.  Nuestro escritor tarateño y  tres libros comentados
-	Cesar Verduguez.  Otro libro para seguir viajando en el tiempo
-	Danilo Sánchez Lihon.  La fascinante ruta Vallejiana
-	Fausto Reinaga.   Reinaga, el indio excepcional 
-	Harry Marcus.  El hombre singular 
-	Huáscar  Taborga.  Los traviesos juegos del ángel loco
-	Juan Francisco Bedregal. Una aventura en el lenguaje  y  las andanzas quijotescas. Aproximación al cuento  Don Quijote en la ciudad de La Paz
-	Raúl Teixidó.  Las propuestas de un viajero al atardecer
-	Renato Prada Oropesa.  Hotel Taj Majal o el encuentro con la incertidumbre
-	Washington Vargas Fano. Washington Vargas Fano
-	Celso Montaño.  Del universo interestelar a Tiquipaya
-	Javier Claure. Pórtico
-	Oscar Vallejo. Oscar , hermano
-	Gisela Derpic. Por el niño del atadito con sólo 4 años. Palabras en el lanzamiento del libro En LIBERTAD
-	Víctor Montoya. La señora de la conquista o el poder del lenguaje
-	Rossemarie Caballero. El vuelo de una Esfinge, indescifrable, múltiple, impenetrable
Prólogos

-	Antonio Pardo Navia.  Gracias maestro, en el libro Recuerdos de un tarateño
-	Carlos Estefan Estrada Claure. Acompañamiento gozoso, en el libro Tu pequeña guía, cómo llevar  una relación amorosa
-	Claudia Cecilia Vaca.  Poética inclaudicable,  como su juventud,  en el libro Versos de agua
-	Homero Carvalho.  Pequeña travesía por el libro Diario de los caminos, en el libro Diario de los caminos
-	Emma Paz Noya. Palabras que no cesan
-	Franklin Arze de la Barra. Por los caminos de la idiotez, en el libro El Cipayo Latinoamericano 
-	Mireya Machi. Tarea brava;  un pequeño libro de poemas escrito por una mujer singular, en el libro  Soy poeta
-	René Rivera Miranda. La salvación por la palabra, en el libro Sendero de dudas
-	Soledad Barrios. La aventura de escribir, en el libro De mi valle y del corazón
-	Pilar  Pedraza. Las pasiones del Libertador, en el libro Los hijos del viento
-	Teresa Laredo. Desde  el enorme agradecimiento de vivir, en el libro trilingüe Resonancias 
-	Gonzalo Rivero. Presentación,  en el libro  Machay K’uchu. Crónicas de un mueleño
-       Carlos Lavayen . A manera de portada, en el libro Crónica Histórica del Teatro Achá 
        -      Julieta Zurita. La autenticidad sobre todo, en el libro LLajtaymanta Jawarikuna
        -     Wilson García Mérida. Pórtico a un libro singular, en el libro Textos  maternos
Gaby Vallejo

Gaby Vallejo Canedo
Bolivia, 1941. Narradora y educadora. Licenciada en Ciencias de la Educación por la UMSS. Miembro de la Academia Boliviana de la Lengua. Su novela Hijo de opa (Premio Erich Guttentag, 1977) fue llevada al cine como Los hermanos Cartagena. Directora de la Biblioteca Thuruchapitas  y de los Ciclos virtuales de Narrativa Boliviana Contemporánea y Literatura Infantil. Es autora de extensa obra literaria. En ensayo: En busca de los nuestros (1987); Leer: un placer escondido (1994); De toros y rosas (2001)  La marginación del ser humano o el poder de relegar (2018), Ensayos de Siglo XX para ser leídos el XXI (2019) y Aproximaciones a la obra de nuestros autores. Textos sobre otros textos (2021).

Video about Aproximaciones on Youtube, november, 2021

Ask for Aproximaciones to E- mail rossemariecaballero@rossemariecaballero.com

E-Book Labrada Poesía Pizarnikeana

Durante el invierno de 2021 se realizó un ciclo de talleres literarios, que proyectó el estilo de la poesía de la poeta argentina Alejandra Pizarnik

Hay en este E-Book una poética de alta calidad literaria. Poetas de Argentina y Bolivia reunidas por las talleristas Raquel Graciela Fernández y Marina Cavalletti desarrollaron su producción acorde a lineamientos diseñados por el denominado Proyecto Pizarnik

En el marco de pandemia, de ese caos que nos movilizó por completo, sucedió de Alejandra Pizarnik, la poeta más revolucionaria que ha dado Avellaneda, el lugar donde nacimos y nos criamos, a la literatura.
Así, motivadas por la potencia de la celebración como lumbre en tiempos raros,
movidas por los ecos de mujeres inspiradoras, de mujeres bisagra, ideamos
Proyecto Pizarnik, para recordarla. Lo hicimos porque, como ella decía “Escribir
un poema es reparar”.
Entonces, aún en medio de la virtualidad, abrimos la puerta para encontrarnos, acercarnos, compartir y zurcir la vida con palabras. Porque estamos convencidas de que quien se ofrenda al poema exalta la existencia de voces además de la
suya, como la de Alejandra, y busca una comunión consigo mismo y con los otros.
Quien escribe da un paso fundamental hacia la trascendencia. Piensa y elogia al
mundo más allá del mundo mutilado. Repara.
En las páginas que siguen, se despliega una polifonía pizarnikeana, de autores
con recorridos diversos, pero con la misma conmoción y resonancia similar hacia
aquella que expuso “Una mirada desde la alcantarilla puede ser una visión del
mundo, la rebelión consiste en mirar una rosa hasta pulverizarse los ojos”.
Aquí entonces, múltiples miradas y rebeliones para Alejandra, desde Alejandra, prosas y versos que demuestran que el Árbol de Diana sigue dando frutos,
desde la alcantarilla o las pantallas de los dispositivos, la palabra siempre se
rebela, nos pulveriza y nos transforma.
Marina Cavalletti y Raquel Fernández
Proyecto Pizarnik
Primavera 2021

Tapa del E-Book

El libro incluye, entre otros bellísimos textos de varios autores, una

Autobiografía

Mi madre me ha parido debajo de los escombros. Fui lombriz, fui estiércol, me atacó la tempestad. Me hice fosforescente /RMC

Traducida al inglés:

My mother has given birth to me under the rubble. I was earthworm, I was dung, I was attacked by the storm. I became phosphorescent /RMC

Traducida al francés:

Ma mère m’a donné naissance sous les décombres. J’étais un ver de terre, j’étais du fumier, j’ai été attaqué par la tempête. Je suis devenue phosphorescente./ RMC

file:///C:/Users/Usuario/Documents/proyectoPizarnik_Antologia%20(1).pdf

Rossemarie Caballero, foto: Paris, octubre de 1999

A continuación el documento PDF de la

ANTOLOGÍA Proyecto Pizarnik

Abdulrazak Gurnah: El Nobel por escritos sobre el colonialismo y el destino de los refugiados

Artículo de un escritor boliviano radicado en Suecia sobre el ganador del Nobel de Literatura 2021

Abdulrazak Gurnah gana el Nobel por sus escritos sobre el colonialismo y el destino de los refugiados

Por Javier Claure C.

El pasado 7 de octubre, el secretario permanente de la Academia Sueca, Mats Malm, anunció el nombre del novelista Abdulrazak Gurnah como ganador del Premio Nobel de Literatura 2021.

Abdulrazak Gurnah es un escritor y crítico literario nacido en Zanzíbar (Tanzania). A los 18 años abandonó su país a consecuencia de la persecución a ciudadanos árabes. En 1966 llegó al Reino Unido como refugiado, y allí empezó a estudiar. Primero en el Christ Church College y luego obtuvo un doctorado en la Universidad de Kent, en donde trabajó como catedrático de postgrado en el departamento de inglés, hasta su jubilación. Según el jurado, la obra de Gurnah se caracteriza por la «penetración intransigente y compasiva en los efectos del colonialismo y el destino del refugiado en el abismo entre culturas y continentes”.

El autor de “Memory of Departure” (Recuerdos de la Partida) ha escrito en total diez novelas, y dos de ellas están traducidas al sueco: “Paraíso” (Paradiset) y “El último regalo” (Den sista gåvan). En realidad, es poco conocido. Y, por consiguiente, su nombre no figuraba en las quinielas ni en las apuestas acerca del Premio Nobel de Literatura 2021. Tampoco sus obras eran pronunciadas por labios de expertos en literatura. En otras palabras, el nombramiento de Abdulrazak Gurnah como ganador del Premio Nobel de Literatura cayó en Suecia, y en el mundo entero, como una estrella por la que nadie apostaba un centavo. Y este asombro se refleja tanto en la prensa sueca como internacional. Algunos titulares de los periódicos suecos más importantes:

Diario Sueco (Svenska Dagbladet): “Es hora de darse cuenta de que las personas que no son blancas pueden escribir”.

Noticias del Día (Dagens Nyheter): “Es triste que los escritores poscoloniales tengan que escribir en inglés”.

El Expreso (Expressen): “Una elección mística de la Academia Sueca”.

Diario de la Tarde (Aftonbladet): “Pánico y confusión cuando se presentó el nombre del ganador del Premio Nobel de Literatura”

A nadie se le pasó por la mente que este escritor tanzano, se llevaría el galardón literario más preciado del mundo. Muchos editores suecos han reconocido su ignorancia sobre el flamante ganador del Nobel de Literatura. Y han dicho: “debemos ser sinceros, no conocemos al escritor. De pronto somos tan suecos, tan insulares, tan ignorantes y tan descubiertos”. Una persona dijo en el noticiero: “Nunca he leído algo de su autoría, no sé quién es ”. Gunnar Bolin, director de un programa cultural de la Radio P1 aseguró que jamás escuchó el nombre del laureado con el Premio. Mientras que Stefan Jonsson, crítico literario del periódico “Noticias del Día” y catedrático de la Universidad de Linköping, dijo que la elección de Abdulrazak Gurnah nos lleva a conocer una literatura que no se encuentra fácilmente en Suecia. Y acotó: “Ahora el Premio Nobel cumple su potencial en todo el sentido de la palabra: abrir puertas a otros mundos, a otras vidas humanas que no conocemos”.

Abdulrazak Gurnah

Al mismo tiempo, periodistas, literatos, expertos y personas que les gusta el mundo de la literatura pensaban que el escritor keniano Ngugi Wa Thiong’o, eterno candidato, quizá sería el galardonado con el Premio. Aunque a decir verdad, en la Academia Sueca se barajan varios nombres: Haruki Murakami (Japón), Ahmad Said; más conocido como Adonis (Siria), Scholastique Mukasonga (Rwanda), Mia Couto (Mozambique), Jamaica Kincaid (Antigua y Barbuda), Mircea Cartarescu (Rumanía), etc.

Gurnah ha escogido el idioma de Shakespeare para narrar historias. Y las críticas no tardaron en llegar. Algunos comentaristas cuestionan el porqué de utilizar el idioma inglés colonialista, haciendo alusión que mejor sería que se exprese en suajili, lengua que se habla en su país de origen.

Pero más allá de eso, todos se preguntan: ¿Cómo ha sido la elección de Abdulrazak Gurnah?

Para nadie es nuevo que desde el inicio del Premio Nobel de Literatura, en 1901, la Academia Sueca ha otorgado el Premio, en la mayoría de los casos, a escritores europeos y norteamericanos. Según una estadística de la propia Academia Sueca, los países con más Premios Nobel de Literatura son: Francia 15, Estados Unidos 13, Gran Bretaña 12, Alemania 8, Suecia 8, Italia 6, España 5, Polonia 4, Irlanda 3 y Dinamarca 3. El testamento de Alfred Nobel establece que el Premio Nobel debe ser otorgado a personas que “hayan realizado el mayor beneficio a la humanidad”. Pero también para aquellas personas que ”hayan producido la obra más sobresaliente de tendencia idealista dentro del campo de la literatura”. Pero… ¿Cómo interpretar esa frase ambigua? Cada período histórico está marcado por diferentes modas, características, conflictos, acontecimientos, contradicciones, coyunturas, etc. Es decir, la vida fluye por una cadena de factores históricos y sociales. Y a medida que va pasando el tiempo, creo que se han llevado a cabo diferentes interpretaciones del testamento de Alfred Nobel dependiendo de la época.

El nigeriano Wole Soyinka, que también escribe en inglés, fue el primer escritor africano que recibió el Premio Nobel de Literatura en 1986. Y Toni Morrison fue la primera escritora negra norteamericana, que lo recibió en 1993. Es decir, la Academia Sueca tuvo que esperar 35 años para otorgar el Premio Nobel de Literatura a otro escritor africano. ¿De qué depende? ¿Existen diferentes criterios para elegir a escritores o poetas tomando en cuenta el país de procedencia? o ¿Será que la Academia Sueca ha saldado una cuenta pendiente que tenía con escritores de otros continentes?

En este contexto, es oportuno señalar que tras los escándalos que se desataron en la Academia Sueca, en el 2018, a consecuencia de agresión sexual a ciertas mujeres, el presunto mal manejo de las finanzas de la Academia y la falta de transparencia en el trabajo que realizan los miembros, la Academia se hundió en una crisis profunda. Y, como resultado de ello, no se concedió a nadie el Premio Nobel de Literatura. La Academia se desprestigió ante los ojos del mundo. Algunos miembros renunciaron, Jean-Claude Arnault, esposo de Katarina Frostenson (quien renunció a la Academia) fue a parar a la cárcel por violar a una mujer dos veces, y la élite cultural sueca exigía cambios en la Academia.

Para lavar la imagen de la Institución Nobel, se creó un nuevo Comité Nobel conformado por cuatro miembros de la Academia y cinco expertos externos. Este Comité tenía dos objetivos: cambiar la visión eurocentrista de la Academia y poner fin a situaciones bochornosas. También es oportuno señalar que la Academia Sueca cuenta con cuatros nuevos miembros: Åsa Wikforss (silla nr. 7), Anne Sward (silla nr. 13), Ellen Mattson (silla nr. 9) y Tua Forsström (silla nr. 18).

Paraíso, novela de Abdulrazak Gurnak, Premio Nobel 2021

Pero, a pesar de estos esfuerzos, la Academia seguía sufriendo de ceguera. En 2019 otorgaron el Premio Nobel de Literatura a Peter Handke (Austria). El mismo año se entregó el Premio, de 2018, a Olga Tokarczuk (Polonia). Y el año pasado Louise Glûck (Estados Unidos) fue homenajeada con el Premio. Entonces tomando en cuenta los componentes arriba mencionados, la Academia Sueca no tenía otra alternativa que otorgar el Premio a un escritor que no haya nacido en Estados Unidos ni en Europa. Y la respuesta contundente a una serie de preguntas, viene de la boca de Anders Olsson, miembro del Comité Nobel, quien se expresó de la siguiente manera: “Tenemos los ojos abiertos hacia escritores que podrían llamarse poscoloniales. Nuestra mirada se hace más amplia con el tiempo. Y el objetivo de la Academia es vigorizar nuestra visión de la literatura en profundidad. Por ejemplo la literatura en el mundo poscolonial”.

Sin embargo, surge la pregunta: ¿Será que el próximo Premio Nobel de Literatura recaerá en un escritor de América Latina? ¿De Asia? o ¿Quizá nuevamente en un escritor de África?

* Javier Claure C., poeta y escritor de Bolivia radicado en Suecia. Próximo artículo: Entrevista a Per Wästberg de la Academia Sueca y miembro del comité Nobel.

Aproximaciones a la obra de nuestros autores

Textos sobre otros textos de Gaby Vallejo Canedo, colección World Women Writers, en la XIV Feria Internacional del Libro de Cochabamba. ¡Albricias!

El libro se presenta el día viernes 15 de octubre a h 17.00 en el salón Werner Guttentag de la Feria Internacional del Libro FILC 2021 zona Alalay de Cochabamba-Bolivia.

Cuarto volumen de la colección World Women Writers

Aproximaciones a la obra de nuestros autores es el cuarto volumen de la colección World Women Writers de Bolivia a las naciones del mundo. Subtitulado Textos sobre otros textos el libro presenta Acercamientos y Prólogos a la obra de treinta y tres literatos hispanoamericanos cuyas creaciones posaron ante la mirada y el corazón de la profesora de Literatura, investigadora y escritora cochabambina, Gaby Vallejo Canedo.

Autoras y autores de España, Perú y Bolivia; narradores, ensayistas y poetas de inconmensurable valor; jóvenes que comienzan en el arte de la palabra y trilingües en castellano, lengua extranjera o misk´i rimay, todos entregados a la perspectiva humana y la sabiduría de la autora.

Ya en 1987 cuando Gaby Vallejo publicó En busca de los nuestros, Juan Quirós decía que lo que importa en un crítico es que “su verdad” sea el resultado diligente, hecho a conciencia, sobre un autor o una obra. Así vemos a Gaby, desde siempre publicando valiosos textos para sus colegas escritores.

A más de treinta y tres años de aquel evento (en coincidencia o no con  los misterios del destino), los editores se complacen en acompañar la trayectoria de esta emblemática escritora, su análisis y valoración de obras literarias reunidas con amor para conservarlas en el tiempo.

Rossemarie Caballero Vega

INVITACIÓN AL LANZAMIENTO DE APROXIMACIONES en la Filc 2021

Compartimos algunos párrafos del prólogo que escribió Homero Carvalho Oliva para este nuevo volumen:

"Aproximaciones a la obra de nuestros autores. Textos sobre otros textos, es una colección de dieciocho acercamientos y quince prólogos escritos por nuestra canónica escritora Gaby Vallejo, gran paradigma nacional de lo que debe ser un escritor comprometido con la realidad, la palabra y un mundo justo. El libro forma parte de la Colección World Women Writers que dirige la escritora Rossemarie Caballero."

.

"En el libro Aproximaciones  a la obra de nuestros autores constatamos otra faceta de Gaby, la de escritora y maestra de generaciones, que es generosa con la palabra, que, yendo más allá de las mezquindades propias de cada oficio, es capaz de reconocer el talento, la capacidad y la calidad de sus colegas. En este libro se reúnen algunos de los prólogos y comentarios que Gaby ha ido escribiendo acerca de la obra de muchos escritores nacionales y extranjeros.  En cada uno de sus textos podemos comprobar la voz de la maestra y de la gran escritora que es; Gaby identifica hitos, revela ocultas simbologías, hace evidentes significados que, quizá, los propios escritores no habíamos intuido siquiera"

Lanzamiento del libro en el marco de:

Aproximaciones a la obra de nuestros autores fue editado en Taller de Creación y Edición Literaria e impreso por Grupo Editorial Kipus.

Café Concert, un petit peu d érotisme

Francais, English, Español

Rossemarie Caballero's Blog

Une petite peu érotique histoire de mon livre édité en Espagnol Enigmas de la Esfinge

Peut-être ne suffit-il pas de dire que je l’ai vu appuyé sur sa main réfléchie, bourré d’un costume en cuir noir, d’une veste, d’un pantalon, de bottes. Une ceinture aussi noire, et ses lunettes intellectuelles, là, dans un coin du café illuminé de la ville.

Son regard a transpercé mon âme et m’a découvert. Ensuite, nous commençons un jeu subtilement érotique d’allers et venues.

Il m’a regardée et je me suis cachée, je l’ai regardé et il m’a regardée, et vêtue d’un pull noir, je me suis cachée de nouveau à ses yeux, ceux qui étaient coincés dans les miens pendant quelques instants, quelques secondes avant que d’autres nous découvrent in fraganti.

Je sentais les cerises rouges froides glisser le long de mes lèvres et son regard brûlant.

Mais je suis sortie.

Je me suis…

Ver la entrada original 1.059 palabras más

Steppen Wolf

A short story inspired on Herman Hesse´s titltle but written in 1999 in Spain

Steppen Wolf

The dense drizzle falls on the leaden streets of Madrid.

A man, like almost all men here, walks alone, wrapped in a gray scarf. He never looks up and frequently stumbles into the shadows of other people.

When he arrives in the Moncloa neighborhood, someone greets him and he does not respond. His world is different. The walls begin to enclose his reduced sphere and the doors become thinner.

One blue night, on Calle de la Princesa, he discovers freedom.

He stops on the bridge and contemplates the majesty of the stars in the sky, looks below and is disturbed by the rivers of fleeting lights of fast cars.

On his way home, the same voice greets him again, but he still does not respond. Before entering the building where he rents a room, he goes to the tobacconist’s and buys postage stamps and some cigarettes, puts the letter in the mailbox on the corner and disappears.

Days go by and, finally, the building’s post office delivers an envelope marked «Unknown». He places it on the table, next to the mountain of letters returned from his longed-for Romania. He lights a cigarette and drinks anxiously.

The wait is over, he sentences, and heads down the street to Gran Via. On the way he stumbles again with the same shadows of the people he knows. He looks for someone to greet, but no one stops. When he reaches the Calle de la Princesa he has the sudden idea of observing the sky and heads for the bridge. It is very late and the winter cold mocks his sober attire.

He feels tiny in the middle of the universe. The lights of the cars obscure his ideas and he goes to meet the stars under the wide ‘bridge of the suicides’.

The wind spreads his tobacco smell and his scarf is almost hanging on the railing. The wind spreads his tobacco smell and his scarf is almost hanging on the railing.

The following week, the Madrid City Council decided to place solid glass screens in front of the bars of the bridge; however, at night, many wolves, steppen or not, are still seen prowling the area.

A story from the book Obsesiones, by Rossemarie Caballero. Spanish edition Tahiel ediciones, Buenos Aires, 2016

El lobo estepario

Cae la tupida llovizna sobre las calles plomizas de Madrid.

Un hombre, como casi todos los hombres aquí, camina solitario, envuelto en una bufanda gris. Nunca levanta la vista y frecuentemente tropieza con las sombras de otras gentes.

Al llegar al barrio de la Moncloa, alguien le saluda y él no responde. Su mundo es otro. Las paredes comienzan a cercar su reducido ámbito y las puertas adelgazan.

Una noche azul, por la Calle de la Princesa, descubre la libertad.

Se detiene sobre el puente y contempla la majestuosidad de las estrellas en el cielo, mira debajo y se turba ante los ríos de luces fugaces de los veloces automóviles.

De regreso a casa, de nuevo le saluda la misma voz, pero él sigue sin responder. Antes de ingresar en el edificio donde alquila una habitación, se acerca al estanco y compra timbres de correo y algunos cigarrillos, deposita la carta en el buzón de la esquina y desaparece.

Transcurren los días y, por fin, el estafeta del edificio le entrega un sobre con el rótulo “Desconocido”. Lo deposita sobre la mesa, junto a la montaña de cartas devueltas de su Rumania añorada. Enciende un cigarrillo y bebe con ansiedad.

La espera terminó, sentencia, y se dirige calle abajo, hasta la Gran Vía. En el camino tropieza nuevamente con las mismas sombras de las gentes que conoce. Busca a quien saludar, pero nadie se detiene. Al llegar a la Calle de la Princesa le viene la súbita idea de observar el cielo y se dirige hasta el puente. Es muy tarde y el frío invernal se burla de su sobria vestimenta.

Se presiente ínfimo en medio del universo. Las luces de los coches le oscurecen las ideas y va a encontrarse con las estrellas bajo el ancho ‘puente de los suicidas’.

El viento esparce su olor a tabaco y su bufanda queda casi colgando de la baranda.

A la semana siguiente, el Ayuntamiento de Madrid decide colocar pantallas de vidrio macizo delante de las barras del puente; sin embargo, por las noches se suele ver todavía muchos lobos, esteparios o no, merodeando solitariamente el área.

Rossemarie Caballero

Madrid, 1999

A short story inspired on Herman Hesse´s titltle but written in 1999 in Spain
Bing images

Ilustres Escritoras Cochabambinas 2

Un trabajo coordinado entre el proyecto EC-B y la Revista Ahora

Presentación oficial de la Revista Digital

𝐀𝐇𝐎𝐑𝐀 𝐈𝐋𝐔𝐒𝐓𝐑𝐄𝐒 𝐄𝐒𝐂𝐑𝐈𝐓𝐎𝐑𝐀𝐒 𝐂𝐎𝐂𝐇𝐀𝐁𝐀𝐌𝐁𝐈𝐍𝐀𝐒

SEGUNDA EDICIÓN

Un trabajo de la revista Ahora, coordinado con la escritora Rossemarie Caballero, para rendir un homenaje a la mujer, a su talento y aporte histórico a la literatura boliviana. ¡Gracias por tanto! Para visualizar correctamente la Revista desde su celular, debe seguir las siguientes recomendaciones ingresando al enlace 👇𝟭.- 𝗣𝗿𝗲𝘀𝗶𝗼𝗻e 𝗲𝗹 𝗯𝗼𝘁𝗼́𝗻 𝗱𝗲 𝗺𝗲𝗻𝘂́ ···(Ubique los 3 puntos…) 𝟮.- 𝗘𝗹𝗶ja 𝗹𝗮 𝗼𝗽𝗰𝗶𝗼́𝗻 🌐 𝗔𝗯𝗿𝗶𝗿 𝗲𝗻 𝗲𝗹 𝗻𝗮𝘃𝗲𝗴𝗮𝗱𝗼𝗿3.- ¡Listo! puede leer, comentar y compartir 🙂👍🏻Rossemarie CaballeroIrma Maria Magnani ValdézPilar Pedraza Pérez Del CastilloMelita Del Carpio SorianoAmalia DeckerCarmen Beatriz Ruiz ParadaRosalba Guzmán SorianoSilvia DAZA De RodriguezLuisa Rendon VallejosJudith Ustáriz ArandiaAngélica Guzmán RequeTeresa Constanza Rodríguez Roca

Ilustres Escritoras Cochabambinas 2

Link del enlace:

👇
👇

PRESENTACIÓN  DE LA SERIE 2

La REVISTA AHORA y el PROYECTO EC-B en el propósito de difundir la literatura de nuestra tierra escrita por mujeres presenta la segunda Serie de ILUSTRES ESCRITORAS COCHABAMBINAS.

El Proyecto EC-B nació en 2016, cuando su gestora y directora, la escritora Rossemarie Caballero Vega comenzó su residencia en Buenos Aires – Argentina. Compilar y difundir la obra de escritoras bolivianas es la visión del proyecto que comprende dos fases: La primera, ejecutada con tres antologías: Escritoras Cochabambinas, 2018; escritoras Cruceñas, 2019; y Escritoras Contemporáneas Bolivianas; 2019. La segunda fase se encuentra en proceso de implementación con dos volúmenes: Antología de Ensayistas Bolivianas, y el Blog y Compendio de escritoras bolivianas, previstos a corto y mediano plazo.

Las expectativas del proyecto se centran en la difusión y valoración del material bibliográfico en diversos medios físicos y virtuales, y ámbitos como bibliotecas, escuelas, salas de café y otros, a través de medios de comunicación escritos y la web.

En la promesa de que la Serie 3 llegue antes de fin de año, hacemos entrega de la presente Serie de Ilustres Escritoras Cochabambinas,  una colección de textos de las autoras originarias o radicadas en Cochabamba y cuyo nacimiento se registra entre las décadas 60, 50 y los años 40. Este grupo etáreo lo conforman las poetas y narradoras: Vilma Tapia Anaya,  Rosario Arzabe Argandoña, María Luisa Rendón, Rossemarie Caballero, María de la Cruz Bayá; Silvia Daza de Rodríguez, Rosalba Guzmán, Carmen Beatriz Parada, Amalia Decker Márquez,  Melita del Carpio, Pilar Pedraza, Irma Magnani Valdez, Angélica Guzmán Reque, Judith Ustáriz y Teresa Constanza Rodríguez.

Los editores

ÍNDICE  ILUSTRES ESCRITORAS COCHABAMBINAS 

(SEGUNDA SERIE)

Cochabamba, septiembre de 2021

VER MÁS:

Ilustres Escritoras Cochabambinas 1

Las expectativas del proyecto se centran en la difusión y valoración del material bibliográfico en diversos medios físicos y virtuales, y ámbitos como bibliotecas y otros, a través de medios de comunicación escritos y la web.

Hacemos la primera entrega de esta colección con la literatura de Ilustres Escritoras Cochabambinas, que coinciden durante las décadas de los años 30 y años 40. Ellas son:
Velia Calvimontes, Lilibeth Galindo, Amanda Jáuregui, Amanda Arriarán, Luz Cejas, Sara María Vázquez, Georgette Canedo, Giancarla Zabalaga, Gaby Vallejo, Blanca Garnica, Kaly Magnani, Norah Zapata Prill, Teresa Kubber, Rosario Quiroga y Edith Zabalaga.

Los editores

Cochabamba, julio de 2021

Bolivia en Estocolmo: Encuentro de poetas y narradores

A 30 años de aquel inolvidable evento,  el “Primer Encuentro de Poetas y Narradores Bolivianos en Estocolmo”, 1991

El escritor Javier Claure relata el acontecimiento y abre sus recuerdos sobre aquel singular evento. Acá un rinconcito para a saudade!

Poetas-Escritores.jpg
De izq. a derecha: Ruth Cárdenas, Homero Carvalho, Pedro Shimose, Alberto Guerra (†), Nora Zapata, Edwin Salas (†) (atrás), Víctor Montoya, Héctor Borda, Javier Claure, Ricardo Pastor, Luis Vélez (atrás), Tito Silva y Luis Andrade.
Foto4.jpg
De izq. a derecha: Nora Zapata, Ruth Cárdenas, Homero Carvalho y Javier Claure.

  Recuerdos de un encuentro literario
                              Por Javier Claure C.

Hace treinta años, en el mes de septiembre, se llevó a cabo el “Primer Encuentro de Poetas y Narradores Bolivianos” en Estocolmo, y aún recuerdo los acontecimientos como si hubiesen ocurrido ayer. Cuatro amigos interesados en la literatura: Edwin Salas (†), Ángel Ontiveros, Víctor Montoya y el autor de esta nota, organizaron este evento que tuvo gran éxito en Estocolmo y buena repercusión en Bolivia.

A Edwin Salas lo conocí en la universidad cuando estudiaba informática. Por aquel entonces, él estaba haciendo un doctorado en ingeniería mecánica.

A Víctor Montoya lo conocí en la presentación del poemario “Datos para la biografía de un hombre”, del poeta argentino Chiche Diamanario (seudóni mo de Mario Chichelnitzky), quien actualmente vive en Barcelona. Y con Ángel Ontiveros iniciamos una amistad en los años 80. Nuestro afán por la literatura nos llevaba a reunirnos horas de horas para conversar e intercambiar ideas. En los veranos, aprovechando el sol que aparece en Suecia, solíamos juntarnos en el parque Ivar Lo, un lugar hermoso cerca de un inmenso lago en pleno centro de Estocolmo. Ahí realizábamos nuestras pequeñas tertulias. Fue en una de esas reuniones que surgió la idea de hacer un encuentro de poetas y narradores bolivianos. Al principio solamente era un sueño porque, como bien es sabido, todo sueño fracasa sin el soporte económico. La pregunta era entonces: ¿Cómo financiar este proyecto literario?

Nos repartimos tareas. En lo que a mí respecta, los otros compañeros del grupo decidieron designarme secretario de hacienda. Así lo señala el protocolo firmado por Edwin Salas (†) y Ángel Ontiveros el 1 de abril de 1990. Me lo entregaron ese mismo día cuando tuvimos una reunión. En dicho documento, Salas figura como auditor; aunque, a decir verdad, los otros dos miembros del grupo siempre estaban presentes en el momento de rendir cuentas. Debo señalar con orgullo que nuestro grupo jamás tuvo ambiciones de lucro. Simple y llanamente se trataba de un gesto altruista. Queríamos hacer conocer al pueblo sueco y a la colonia latinoamericana, la literatura boliviana. Me propuse, entonces, hacer un trabajo de hormiga para conseguir ayuda económica. Escribía cartas a diferentes Instituciones suecas. Y poco a poco los logros iban saliendo a la luz. Mientras tanto, los otros compañeros trabajaban por su cuenta. Nos reuníamos cada cierto tiempo para informar los avances. Y la verdad es que todo marchaba como viento en popa. Lo que inicialmente era una simple ilusión se tornaba en realidad.

El 17 de enero de 1990, organizamos una tertulia en los locales del Centro Socio-Cultural Boliviano (Bredäng). Publicamos un pequeño folleto titulado “Poetas Bolivianos en Suecia, Noche Literaria”, en la que participaron: Héctor Borda, Víctor Montoya, Olga V. de Arizcurinaga (†), Edwin Salas (†), Ángel Ontiveros, Yerko Rhea Salazar y Javier Claure. Fue una noche muy agradable y concurrida en la que el poeta orureño, Héctor Borda, leyó sus poemas durante una hora. El mismo año, el 24 de noviembre a las 19:00 horas, organizamos otra tertulia, también en los locales del Centro Socio-Cultural Boliviano, pero eta vez en Karlaplan. Para esa fecha nos dimos a conocer como grupo “Noche Literaria”. Publicamos nuevamente un cuadernillo, titulado “Poetas y Narradores Bolivianos en Suecia”, en cuyo prólogo se advierte: “Uno de los objetivos fundamentales de estos encuentros literarios es el de preparar el ambiente para el futuro encuentro de poetas y narradores bolivianos en Europa, a efectuarse en septiembre de 1991. La colonia boliviana, en Suecia, estará muy bien representada”. Los participantes en esta velada cultural fueron: María Joaniquina, Ángel Ontiveros, Juan Carlos Romero, Humberto Vásquez (†) y Javier Claure. Y los invitados especiales de la noche: Bernarda Díaz (poetisa chilena), Mario Romero (†) (poeta argentino) y Ana Rojas Portillo (declamadora boliviana).

El grupo “Noche Literaria” siguió trabajando hasta que finalmente vio el sueño realizado.

Tuvimos el honor de tener en Estocolmo a las siguientes personas:
Ruth Cárdenas, poetisa (Sucre, Bolivia, 1957), llegó desde Italia.
Ricardo Pastor, escritor (La Paz, Bolivia, 1940), llegó desde Estados Unidos.
Pedro Shimose, poeta (Riberalta, Bolivia, 1940), llegó desde España.
Nora Zapata, poetisa (Cochabamba, Bolivia, 1945), llegó desde Suiza.
Homero Carvalho, escritor (Santa Ana, Bolivia, 1957), llegó desde Bolivia.
Alberto Guerra (†), poeta (Oruro, Bolivia, 1932 – 2006), llegó desde Bolivia.
Otros escritores y poetas bolivianos radicados en Suecia, quienes además habían publicado libros, eran:
Héctor Borda, poeta (Oruro, Bolivia, 1927)
Víctor Montoya, escritor (La Paz, Bolivia, 1958)
Edwin Salas (†), poeta (Casarabe, Bolivia, 1954)
Olga V. de Arizcurinaga (†), poetisa (La Paz, Bolivia, 1927)

En realidad, en el documento enviado al Instituto Sueco, el 3 de octubre de 1990, figuraban dos escritores más que no pudieron llegar por motivos de trabajo. La convocatoria para este acontecimiento cultural se lanzó la misma fecha, y estaba orientada a todos los bolivianos residentes en Europa, o cualquier otra parte del mundo, que hayan publicado libros. De esta manera, se sumaron también al encuentro por cuenta propia Luis Vélez Serrano (filólogo cochabambino, llegó desde Suiza), Luis Andrade (poeta chuquisaqueño, llegó desde Bolivia) y Tito Silva (escritor beniano, llegó desde Holanda).

El encuentro comenzó el día viernes 13 de septiembre de 1991, a las 08:45, en los locales de ABF (Asociación para la educación de los trabajadores). Después de un discurso de bienvenida; Pedro Shimose, poeta beniano, habló de “Indigenismo y las Culturas Andinas”. A continuación, el poeta orureño Héctor Borda presentó una ponencia acerca de los “500 Años de Explotación”. Y para terminar la mañana Alberto Guerra, también poeta orureño, disertó sobre “Igualdades y Desigualdades entre dos Continentes”. Por la tarde, el poeta chuquisaqueño, Luis Andrade, habló de su ponencia referente al “Idioma Español”, y se continuó con debates, lectura de textos y conclusiones.

El sábado 14 inició la mañana el escritor Homero Carvalho, disertando sobre “Europa en la Literatura Boliviana”. Después de una breve pausa, Ruth Cárdenas y Nora Zapata hablaron de sus experiencias como poetas bolivianas radicadas en Europa. Seguidamente, el filólogo Luis Vélez argumentó acerca de “El Lenguaje y sus Consecuencias”. Después del almuerzo, Víctor Montoya y Edwin Salas (†) explicaron sus ponencias. A las ocho de la noche se llevó a cabo un programa cultural con grupos de baile y música boliviana. Esa noche tuve la oportunidad de leer algunos de mis poemas. Edwin Salas (†) era el presentador del acto, y pidió al público un aplauso por mis aportes para la realización de este hermoso festival literario. Este gesto de honestidad se ha grabado en mi cabeza para siempre.

El domingo 15, el periódico sueco Noticias del Día (Dagens Nyheter) publicó una nota acerca del encuentro. Anders Cullhed, catedrático de literatura de la Universidad de Estocolmo, escribió este artículo que empieza de la siguiente manera: “La barbarie que era nuestro terruño –dioses toscos, vikingos salvajes y un idioma duro como el hierro– ha interesado siempre a una cantidad de almas ardientes del otro lado del mundo. Uno de ellos es el magnífico poeta boliviano de principios de siglo Ricardo Jaimes Freyre”. Y se pregunta ¿Qué sabemos de la literatura boliviana? Respondiéndose él mismo: “De su literatura no sabemos nada. La mujer de temple Domitila Chungara despertó atención con sus informes sobre la vida de los mineros en los años 70, y la editorial Askild & Kärnekull publicó, en 1983, la novela de Augusto Céspedes “El metal del diablo”, sobre los magnates del estaño y sobre maldiciones. Eso es todo en sueco…”.

Ese mismo domingo hicimos un hermoso viaje en barco a Finlandia, donde continuaron las bromas, anécdotas y pequeñas tertulias informales. El poeta Héctor Borda, con su buen humor, arrancaba largas risas. Me acuerdo cuando estuvimos paseando por la cubierta del barco a eso de las seis de la tarde, el sol se estaba entrando y se veía una mezcla de bellos colores en el cielo (así se puede ver en algunas fotos de mi álbum). Caminado por los pasillos Alberto Guerra me decía: “Sigue adelante, eres un poeta macerando”. Y don Héctor Borda continuaba: “Así es, Claurecito, sigue adelante, hay que agarrarle al toro por las astas”. De verdad fueron palabras reconfortantes que marcaron en mi persona como poeta.
Con los demás participantes llegué a entablar una linda amistad. Conversábamos de todo y reíamos como si se tratase de un encuentro familiar. Para mí fue un placer conocer personalmente a poetas y escritores que solamente los leía en periódicos, en revistas literarias y en antologías.

Después de ese periplo sobre las aguas del mar Báltico, la mayoría de los poetas y escritores retornaron a sus respectivos países. Sin embargo,  Homero Carvalho, Alberto Guerra y Pedro Shimose viajaron a Italia y Noruega para exponer temas sobre la literatura boliviana.  Cuando volvieron a Estocolmo, Shimose se marchó a España, Carvalho y Guerra se quedaron algunos días más. Y nos seguíamos reuniendo en la casa de alguno de los anfitriones. Una vez entre trago y trago, me acuerdo bien, Homero Carvalho se puso un abrigo del Ejército Rojo (aún conservo la foto), y la verdad es que la postura del momento con ese abrigo verde de charreteras rojas en los hombros, con esos mostachos, su peinado y la mirada hacia arriba, parecía un retrato fiel de Stalin.

Foto8.jpg
De izq. a derecha: Ruth Cárdenas, Luis Vélez, Ángel Ontiveros, Nora Zapata, una amiga, Alberto Guerra (†), Javier Claure y Héctor Borda.

Con Ruth Cárdenas hice buenas migas. Estuvo una noche en mi casa, y admirablemente se la pasó en vela leyendo y corrigiendo la ponencia que tenía que presentar al día siguiente. Me regaló un poemario no muy extenso, en donde hay poesías en español e italiano. El poema que más me gusta es “Oda a la muerte”: “Yo, apenas poeta/ mitad los otros/ casi ninguno/ te llamo:/ hermana muerte/ a ti que entras/ sin golpear la puerta/ perdona si te interrumpo/ tu silencio de mármol y ciprés/ mas, cuando vengas por mi/ no te disfraces de negro/ araña viuda, triste…”. Me acuerdo también cuando la acompañé  al colegio de Tensta, donde expuso algunos cuentos a niños de habla hispana. En el aeropuerto, cuando se marchaba a Italia,  cruzamos palabras alentadoras y nos dimos un beso en la mejilla.

De Nora Zapata tengo lindos recuerdos: su conversación, su risa y, sobre todo, su sensibilidad. Había leído sus poemas en el suplemento cultural del desaparecido periódico Presencia. También me regaló su poemario titulado De las estrellas y el silencio, que ganó el premio Franz Tamayo en 1973. Me lo dedicó con las siguientes palabras: “A Javier; poeta, amigo y hermano en esta aventura vital de todos los días, Nora Zapata Prill”. Como todos los poetas escribe igualmente sobre la muerte. En un poema largo titulado “transeúnte séptimo, prohibido cambiar las sílabas de la muerte” dedicado a A. Ávila Jiménez dice: “… dormirás esta noche a mi lado/ con gajos que plantarme a la cintura/ prohibido/ como esa/ y estaremos seguros del silencio/ continúo donde comienza la oscuridad/ emerjo de tus brazos mutilados como loto que falta en la laguna/ Moras en mí/ pie irremediable/ tu piedad nacida en mis caminos/ se quiebra en los reptiles lanzados a la noche… ”

Un detalle que debo aclarar: jamás hubo un “principal organizador” dentro del grupo. Y lo digo esto basándome en la realidad y la documentación que tengo en mi poder. Ahí se puede observar el trabajo de cada uno de los integrantes del elenco organizador.
En fin, así pasaron esos hermosos días llenos de actividades y alegría. La última noche antes de que Homero Carvalho y Alberto Guerra retornaran a Bolivia, les hicimos una linda despedida. Comimos bien, tomamos unos tragos y conversamos toda la noche. Creo que no dormimos ni una hora. Al día siguiente, después del almuerzo, nos fuimos en taxi al aeropuerto. Después de unos abrazos, palabras de despedida y apretones de manos, caminaron hacia la sala de espera. A unos cuatro metros de nosotros, antes de pasar el control, se dieron vuelta, nos hicimos señas de adiós y se perdieron entre la gente.


Foto9.jpg
De izq. a derecha: Homero Carvalho, Ángel Ontiveros, Javier Claure, Alberto Guerra (†) y Víctor Montoya

Fue un Encuentro único, hermoso e inolvidable como digo en el artículo.  Y ahora, después de 30 años, creo que es digno de publicar estas fotos.

NOTA. El grupo “Noche Literaria” está totalmente desintegrado.
Las fotos adjuntas en este trabajo pertenecen exclusivamente a mi álbum privado. Concluido el encuentro, y al cabo de un buen tiempo, recibí dos cartas. Una de Ricardo Pastor y otra de Pedro Shimose, donde expresaban sus agradecimientos por la atención en Estocolmo. (Javier Claure)

☘*
Javier Claure es un poeta boliviano radicado en Suecia. La escritora Gaby Vallejo dice de él: "He agradecido que su poética – tratándose de un poeta boliviano- no se detenga en las memorias de la Patria, en la nostalgia de las calles, las cosas pequeñas de los pueblos que alimentaron la infancia, la juventud. He agradecido que no sea un boliviano en el exilio -voluntario o no -   sino que el poeta que late en las palabras de Javier,  sea el poeta universal,  que siente el mundo como habitante del mundo y que se pregunte “¿De qué espejo está  hecha la vida?” (del libro Aproximaciones a la obra de nuestros autores, 2021, de próxima publicación en Colección World Women Writers from Bolivia)

Puerta de entrada a Los delirios de Oniria

Los delirios de Oniria de la colección World Women Writers, un romance narrativo experimental para el lector recatado, si es que existe o existió alguna vez

Portada y contraportada del libro, Los delirios de Oniria, Bolivia, julio de 2021

PUERTA DE ENTRADA        

                                                A

LOS DELIRIOS DE ONIRIA

Por Rosario Quiroga de Urquieta

“Alegre y brillante  corría Oniria por las praderas de sus sueños en caballo blanco; montada  sobre sus ansiedades, soñaba… vestida con su traje  rojo naranja  y sandalias en tonos de oro…se elevaba cual emperatriz del sol hasta tocar la luz... sagrado sea el caballo que te lleva montado mi adorado y bello Justin… quisiera despertar a tu lado…”

Aquí, por un lado, no solo  son los delirios de la protagonista que los manifiesta  como un  justo derecho  a las exigencias de su cuerpo, que los concreta  en la satisfacción sin culpa  ni remordimiento alguno. Por otro lado en la misma dimensión, que hoy podemos llamar  derecho a la preferencia sexual, está la homosexualidad  -que va  más allá de la culpa y del pecado- en  el relato sutilmente sugerido,  sin embargo condenado a lo oscuro donde se esconde  de lo prohibido y de  la censura.

El espacio temporal  cobra realidad mediante la equivalencia entre los detalles minuciosos  del entorno  y  las emociones  de los protagonistas, creando una  especie  de puerta de  entrada para el desarrollo de la fábula en  “Los delirios de Oniria”… : “y se deslizaron por las callejuelas del pueblo hasta la placita solitaria en cuyo centro se encontraba el banco preferido de sus sueños”.

Las descripciones, con términos  que denotan y connotan sugerentes significantes “… al alba delicados reflejos de sol colándose entre las cortinas los despertaban…”, no solo motivan la expectativa  en el lector sino  que lo ubican en espacio y tiempo de la narración: Haciendas, hacendados,  patrones, empleados, en  condición de casi esclavos, matrimonios concertados para la preservación del  linaje o conveniencia económica, contextualizan época y tiempo.

Ambientada la trama, se respira un aire de nostalgia de fines del romanticismo con sus apasionadas y contradictorias historias  de amor;  las que  se debatían entre los sueños de euforia sensual con las urgencias  de apego a los deleites del cuerpo, de la carne  y, la hipocresía  del entorno humano, hombres y mujeres, que pretendían aparentar poses  de  pureza e inexperiencia  en las lides  amatorias. Así el triángulo amoroso  en “Los delirios de Oniria” está atrapado en este juego  de apariencias.

Una vez más, la escritora Rossemarie Caballero, de admirable  pulso  de narradora contemporánea, demuestra su arte  en este   relato a través de un  lenguaje altamente literario. Leer  este  cuento de tratamiento delicado y al mismo tiempo de fuerza  temática  es una invitación a recorrer la  mentalidad de siglo XIX con  la inevitable óptica  del  siglo XXI.

Rosario Quiroga de Urquieta

Diseño de portada basado en la pintura Oniria, de Rijad Jaldín

Los delirios de Oniria se presentó el 5 de agosto de 2021 en el Salón Sanabria Fernández de la 22 Feria Internacional del Libro de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia)con gran éxito habiéndose vendido cerca de 200 ejemplares en pocos días.

https://fb.watch/7ZHijBjy9G/

Asimismo, el libro se presentó de manera virtual en la 12 Feria Internacional del Libro de Tarija, el día viernes 10 de septiembre de 2021 mediante zoom organizado por el gestor y escritor Rene Aguilera Fierro de la Unión de Poetas y Artistas de Tarija y dirigido por la escritora Maria Isabel Francia García del Perú.

La Colección World Women Writers difunde la literatura escrita por mujeres desde Bolivia hacia las naciones del mundo, habiendo nuestro libro viajado hacia los Estados Unidos de NA y España además de las ciudades al interior de Bolivia.